Información Gral
Martes 04 de Octubre de 2016

La "autofagia" y su combate a males como el Alzheimer

La autofagia es como una buena limpieza a fondo. Pero este proceso de las células no sólo precisa energía sino que también ayuda a ahorrar, ya que el material que se descompone se utiliza para fabricar nuevos componentes celulares.

"La influencia del descubrimiento (de Ohsumi) es enorme y sólo puede reconocerse con un Premio Nobel no compartido", subraya la investigadora celular Tassula Proikas-Cezanne, de la Universidad de Tubinga (Alemania).

El director del Instituto Leibniz de Farmacología Molecular, Volker Haucke, describe a Ohsumi como alguien humilde y asegura que el premio llega con retraso.

El trabajo de investigación fue muy concienzudo. Ohsumi y su equipo identificaron 15 genes decisivos para la autofagia. Demostraron qué proteínas y rutas metabólicas participan por separado y cómo se regulan.

"Leí sus trabajos y me quedé impresionada", afirmó Proikas-Cezanne. "Planteó cuestiones fundamentales y las contestó con nuevos métodos elegantes". Los genes descubiertos abrieron una nueva dimensión en la biología celular molecular, añade la investigadora.

El término autofagia procede del griego, significa algo así como "comerse a sí mismo" y describe distintos procesos relacionados entre ellos.

Esos mecanismos tienen casi siempre un efecto positivo: los desperdicios de la compleja maquinaria celular y los elementos dañados de esta son despedazados en una especie de trituradora y los componentes resultantes pueden volver a utilizarse.

"Sin la autofagia nuestras células no sobrevivirían", explicó la investigadora Juleen Zierath, del jurado del Nobel.

Comentarios