Central
Miércoles 31 de Agosto de 2016

La atajadas de Sosa fueron el principal argumento de Central para seguir soñando con el título

"A veces cuando tocan los penales no agarrás ninguna. Por suerte se me dio", manifestó el uno canalla, que atajó dos envíos desde los doce pasos.

Con la clasificación de Central a los octavos de final de la Copa Argentina consumado, todos fueron a abrazar al arquero Sebastián Sosa. No podía ser de otra manera, ya que se convirtió en la principal figura del equipo de Eduardo Coudet tras atajar dos penales en la definición desde los doce pasos. Voló dos veces hacia su derecha y contuvo dos disparos.
"Por suerte se me dio", aseguró el uno canalla mientras se abrazaba con un alcanzapelotas (Genaro, de las inferiores de Unión), a quien tuvo de ladero durante la ejecución de los penales, puesto que en cada remate miraba un papelito en el que tenía anotado las características de los ejecutantes. Por eso el arquero uruguayo prometió regalarle la camiseta.
"A veces cuando tocan los penales no agarrás ninguna. Es difícil. La responsabilidad es del pateador. Por suerte hoy se me dio", confió el arquero canalla.
Además, destacó la "felicidad" por el triunfo y resaltó que "la Copa Argentina se va poniendo cada vez más linda".
"Es la primera vez que lo vivo tan de cerca, Es inexplicable, estoy muy contento: haber tenido el papelito me deja feliz", dijo Genaro, el chico alcanzapelotas de Unión que le iba cantando a Sosa las indicaciones acerca de los pateadores de Rafaela anotadas en un papel.

Comentarios