Escenario
Miércoles 25 de Mayo de 2016

La anécdota de un participante de Gran Hermano de la que habla todo el mundo

Mauricio Guirao reveló la realidad que le tocó afrontar cuando se reencontró con amigos con los que compartió el colegio.

El encierro de la casa de Gran Hermano lleva a los participantes a contar sus historias de vida. Y fue Mauricio Guirao el que sorprendió a todos sus compañeros. Es que reveló que "algunos de los amigos con los que me crié son chorros".
"Tengo mis amigos, con los que me crié, que son pibes decentes, que van a laburar. Pero después tengo amigos y conocidos que iban a la escuela conmigo, que pasa mucho el tiempo y no los reconozco", comenzó Mauricio.
"Me pasó que un día bajo el bondi, encaro para adentro del barrio y pasa una moto por la avenida. Y cuando me doy cuenta, la tengo de frente. Se baja, me pela el chumbo ahí, y cuando me mira, me dice «disculparme Mauri». Así me pasó un montón de veces. Jamás me robaron, y las veces que me han querido robar, eran pibes conocidos", agregó.
De los 20 participantes que actualmente forman parte de GH2016, Mauricio es de los que tiene una de las historias más fuertes. De Santa Fe, y de origen muy humilde, necesita el dinero para ayudar a su familia para que su madre pueda terminar su casa y que le den la custodia definitiva de un bebé que encontraron en la calle.
Embed

Comentarios