Edición Impresa
Martes 05 de Agosto de 2014

La AFA y un enorme déficit edilicio

La gestión de Grondona al frente de la AFA dejó un pobre saldo en infraestructura.

La gestión de Grondona al frente de la AFA dejó un pobre saldo en infraestructura. Entre otras muchas cosas, el fútbol argentino necesita mejores estadios para poder funcionar mejor y aspirar a crecer. Vale repasar la mayoría de los escenarios que se utilizan cada fin de semana y se podrán advertir claramente carencias de todo tipo. Hay varias décadas de atraso y negligencia.
Complicaciones en los sistema de acceso. Escasa capacidad de las tribunas y de los que piensan la seguridad. Poco ingenio y menos comodidades. Arreglos que sólo sirven para ocultar vicios. Pulmones, fenólicos y alambrados que exponen falta de previsión. Ausencia de servicios y una distancia sideral con los estándares que pregona la Fifa. Precarización de los sectores de prensa. Los asistentes como rehenes de un espectáculo, que de ninguna manera lo es desde lo escénico. Hay muchos estadios a los que el tiempo, la falta de inversión y la desidia dirigencial pusieron en evidencia. Entre los desafíos que deberá asumir la próxima gestión de la AFA, habría que promover una necesaria modernización, o algún intrumento normativo que facilite la construcción de nuevos estadios. Desde lo edilicio, como esencial punto de apoyo, se pueden impulsar una mejor organización, más condiciones de confort y seguridad para los hinchas, los que le dan vida a nuestro fútbol.

Comentarios