AFA
Sábado 25 de Junio de 2016

La AFA quedó intervenida por todos lados y Segura fue destituido del cargo

La Fifa designó un comité de regularización y sacó al presidente de la AFA, pero la jueza Servini de Cubría ordenó desconocer el fallo. Cisma total.

La Fifa intervino la AFA por la mañana. Y la jueza federal María Servini de Cubría rechazó la intervención por la noche. Mientras, Lionel Messi declaraba anoche que nada de lo que fue pasando en la AFA los afecta, pero criticó su funcionamiento. Y hasta se barajó la posibilidad de que el fútbol argentino sea desafiliado y por lo tanto la selección no podría jugar mañana la final de la Copa América ante Chile, pero la notificación judicial recién sería recepcionada el lunes en Zurich y por lo tanto no habría peligro en ese sentido. De todas maneras, el cisma está llegando a su punto cúlmine. El presidente de la AFA destituido ayer, Luis Segura, dijo que se volvía de Estados Unidos sin presenciar el partido decisivo porque ya no sabía bien para qué estaba, pero ahora seguiría en el cargo. Sí. Todo puede pasar.

La Fifa publicó su comunicado a la tarde de Zurich y fue conocido en la mañana argentina de ayer. En él, avalado por el párrafo 2 del artículo 8 del Estatuto ("En circunstancias excepcionales y tras consultarlo con la confederación correspondiente, el Consejo podrá retirar de su función a los órganos ejecutivos de federaciones miembro y reemplazarlos por un comité de regularización durante un período determinado") ordenaba crear el comité de regularización de la AFA, integrado por 5 a 7 miembros a designar y si bien no indicaba expresamente que el mandato de Luis Segura cesaba en ese momento, lo dejaba claro taxativamente y estaba listo para reemplazarlo su secretario ejecutivo, Daniel Dupiellet.

El mismo Segura lo tenía claro al afirmar en Estados Unidos, donde está presidiendo la delegación argentina, que "mañana (por hoy) me vuelvo al país, porque no tengo ganas de estar acá", pese a que al día siguiente Argentina jugará la final de la Copa América. Aseguró inclusive que dará una conferencia de prensa antes de volar, pero más tarde, al enterarse de que la jueza Servini de Cubría, que lo procesó en el caso de los manejos de fondos de Fútbol Para Todos (junto a otros dirigentes y ex funcionarios), ordenó ayer a la dirigencia de AFA desconocer la resolución, criticó con dureza a la Fifa (ver aparte).

Servini de Cubría, quien tendría el apoyo del gobierno nacional, habría fundamentado su decisión en que la Fifa no puede inmiscuirse en la investigación que lleva adelante y el exhorto judicial ya fue mandado anoche mismo a la Fifa, pero como a esa hora la sede del fútbol mundial ya está cerrada y no abre hasta el lunes, el fútbol argentino no correría riesgos de sanciones, como la desafiliación y la prohibición a sus clubes y selecciones de participar en torneos internacionales bajo su órbita, y por lo tanto el equipo de Martino jugará la final de la Copa América sin impedimentos.

La decisión de la Fifa de crear un comité de regularización ya había sido adelantada a Ovación por uno de los veedores que mandó, la abogada de la Conmebol, Monserrat Jiménez. El mismo tendría a cargo el control de la AFA hasta ordenarla y convocar nuevamente a elecciones, en un plazo no mayor al 30 de junio de 2017. En dicho período debería reformar el estatuto para adaptarlo al de la Fifa, con la cual el número de integrantes del comité ejecutivo se reduciría de 45 a un máximo de 15 miembros. Y en ellos además deberían estar representados el fútbol femenino, el de playa y el futsal. A su vez, dicho comité debe estar integrado por personas idóneas designadas por nuevos veedores que enviaría la Fifa la semana próxima (podrían ser los mismos) y que no pueden ser luego candidatos a las elecciones, además de no tener ningún tipo de relación con el poder político.

Precisamente, en el informe elevado a la Fifa esta semana, se habría remarcado como inconveniente la injerencia del gobierno nacional en la AFA, así como la presencia de veedores de la justicia (tres enviados por Servini de Cubría y otros dos por la Inspección General de Justicia), pero la respuesta ahora de la jueza pone en jaque la resolución del máximo ente del fútbol mundial.

El martes la asamblea de representantes de la AFA iba a crear la superliga y hay quienes piensan que la decisión judicial lo que hace es ganar tiempo para decidirla, ya que con la Fifa encima sería imposible. Por lo pronto, el fútbol argentino está en un laberinto e intervenido por todos lados.

Comentarios