Escenario
Domingo 12 de Junio de 2016

La actriz que pudo dejar la prostitución interpretando a una prostituta en "Juego de Tronos"

Josephine Gillan interpreta a una prostituta en "Juego de Tronos", la popular serie de HBO. Pero ella misma asegura que nadie en el set podía darle consejos sobre la manera de ponerse en la piel de una trabajadora sexual: "No tenían que enseñarme como hacer nada porque es como me ganaba la vida".
De hecho, Josephine sentencia que su vida hubiese sido un infierno si no hubiese entrado en la producción de HBO. "Juego de tronos me salvó de una vida de prostitución, y me ha hecho una persona mucho más fuerte", dijo la actriz de 27 años que, antes de disfrutar del éxito televisivo, tenía dos trabajos: prostituta y actriz porno.
"Estaba trabajando de puta y al mismo tiempo haciendo películas porno, utilizando el nombre de Sophie O'Brien, cuando vi un anuncio en una web para actrices en la industria del cine", recuerda Josephine, quien acudió sin dudar a un aviso que pedía "mujeres jóvenes con pechos naturales y sin tatuajes, a quienes no les importase aparecer desnudas". Finalmente, el papel de Marei fue para ella.
Ahora feliz en el buen momento personal al que la empujó "Juego de Tronos" y agradecida por el cambio en su vida, Josephine no olvida su pasado y mucho menos su complicada infancia: un amigo de su familia la introdujo en la marihuana y el alcohol cuando ella tenía apenas 12 años. Esta misma persona no tardó en acercarle cocaína e incluso, algunos años más tarde, la violó y la prostituyó entre sus amigos. "Estaba demasiado asustada para buscar ayuda porque me amenazaba con enterrarme en el jardín", sentencia.
Con todo ese doloroso pasado, ella puede disfrutar aún más su presente. "No tenía ni idea de cuanto cambiaría mi vida", dice Josephine, quien estará en tres producciones a punto de estrenarse.

Comentarios