El Mundo
Jueves 09 de Junio de 2016

Kuczynski mantiene una leve ventaja y los expertos no creen que Keiko pueda revertirla

A tres días del comicio, ambas formaciones pidieron celebridad al organismo electoral. Restan contar menos de 40 mil votos

El liberal Pedro Pablo Kuczynski continuaba imponiéndose ayer por escaso margen a la populista de derecha Keiko Fujimori en el escrutinio oficial del ballottage presidencial del domingo en Perú y varios analistas pronosticaron que la ex legisladora no podrá revertir la situación. Mientras tanto, seguidores de los dos candidatos realizaban desde anoche una vigilia frente a la sede de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe), a la que reclamaban celeridad en el escrutinio, sin incidentes y bajo una nutrida vigilancia policial. Tres días después del cierre de las urnas, en la más reñida elección presidencial de Perú en más de medio siglo, la paciencia de los dos partidos en contienda por conocer los resultados finales comenzó a agotarse.

El equipo principal del candidato Pedro Pablo Kuczynski (PPK), del partido Peruanos por el Kambio, quien va primero en el conteo, acudió ayer a las oficinas del máximo tribunal electoral para pedir celeridad y transparencia en los resultados oficiales. "Si algo tenemos que solicitar es celeridad para que los resultados al 100 por ciento simplemente se reflejen de manera transparente", dijo a los periodistas Martín Vizcarra, candidato a la primera vicepresidencia por el partido de Kuczynski.

En la noche del martes unos 500 simpatizantes de ambos grupos pidieron a los organizadores de las elecciones rapidez en su trabajo. Simpatizantes de Fujimori con banderas partidarias de color anaranjado gritaban "Keiko presidenta" mientras los de Kuczynski respondían "sube sube PPK (Kuczynski)". Algunos estaban disfrazados de cuyes, la mascota andina que se convirtió en el símbolo de Kuczynski.

Tres días después de la elección y con el 99,5 por ciento de las actas procesadas, el candidato del partido PPK obtenía un 50,12 por ciento de los votos contra 49,88 por ciento para la aspirante de Fuerza Popular (FP), hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori, según los últimos resultados difundidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe). Unos 42.000 votos los distancian. Cuando la Onpe llegue al 100 por ciento de este conteo, probablemente hoy, aún habrá que considerar que algunas de las actas —en torno al 1 por ciento del total— están impugnadas, y son sometidas a una revisión paralela por un tribunal electoral para validarlas o no.

Restando las actas observadas, la Onpe mantiene un cálculo paralelo al que llama actas contabilizadas, que va en 98,5 por ciento. Es al final de este conteo que oficialmente se tendrá a un ganador. Los votos observados representan unos 200.000 y, matemáticamente pueden hacer la diferencia. Aunque analistas consideran que, para que ello ocurra, Fujimori debe hacerse del 70 por ciento de esos votos, algo "materialmente imposible", según el director de Ipsos Perú, Alfredo Torres.

Cautela. Por su parte. Kuczynski y Fujimori preferían la cautela y no se pronunciaron sobre las cifras. Pese al panorama aparentemente adverso, los fujimoristas mantenían el optimismo. "Evaluamos que tenemos muy buenas esperanzas, estamos optimistas y vamos a mejorar nuestra performance", dijo el martes Pedro Spadaro, uno de sus voceros, tras reunirse con la candidata. Spadaro aseguró que, además de algunas actas con votos del extranjero, faltan llegar votos del Vraem, el valle de la selva central peruana donde opera el narcotráfico y sirve de refugio a los remanentes de la guerrilla Sendero Luminoso, a quienes Fujimori padre enfrentó.

Explicó además que en ese sector el fujimorismo ha ganado ampliamente. La Onpe informó que tanto asuntos de seguridad como geográficos dificultan el traslado desde esa zona de las actas, muchas de ellas hacen parte de su recorrido vía fluvial.

En busca de consenso. Kuczynski, ex banquero de Wall Street y ex ministro de Economía, sabe que en caso de victoria deberá tender puentes con el fujimorismo, que controla 73 de los 130 escaños del Congreso peruano que asume el 28 de julio y en el cual su partido tiene sólo 18 representantes. "Buscaremos a los mejores peruanos, independientemente de su orientación política, para construir un Perú mejor", dijo la segunda vicepresidenta de la fórmula, Mercedes Aráoz, quien admitió que en el PPK ya trabajan en la formación de un equipo para la transmisión de gobierno, el próximo 28 de julio.

Comentarios