El Mundo
Sábado 11 de Junio de 2016

Keiko Fujimori reconoció a Kuczynski como vencedor y presidente electo en Perú

En su admisión de la derrota, la dirigente dejó claro que no colaborará con el futuro gobierno y que presentará su propia agenda en el Legislativo

Pedro Pablo Kuczynski se convirtió ayer en presidente efectivamente electo de Perú y no ya "virtual", luego de que su adversaria Keiko Fujimori admitiera públicamente su derrota, cinco días después del ballottage del pasado domingo. El resultado fue tan ajustado que la larga contienda dejó un país polarizado y con necesidad de crear consensos. Pero no será nada fácil para Kuczynski: tiene un débil bloque parlamentario y ayer en su reconocimiento de la derrota Fujimori se desentendió de toda colaboración con el futuro presidente.

"Aceptamos democráticamente estos resultados de la Onpe (Oficina Nacional de Procesos Electorales), porque somos una organización política seria, y por respeto al pueblo peruano", dijo Keiko Fujimori en un pronunciamiento que leyó signficativamente acompañada: estaba flanqueada por los 73 legisladores de su partido Fuerza Popular, que asumen el 28 de julio y que constituyen la mayoría absoluta del Congreso unicameral de 130 escaños. Esta cámara se eligió en su totalidad junto a la primera vuelta presidencial, el pasado 10 de abril. Tras la segunda vuelta más reñida en 54 años, Kuczynski obtuvo el 50,12 por ciento de los votos frente al 49,88 por ciento de Fujimori. Una diferencia de apenas algo más de 41.000 votos sobre 17 millones.

Mensaje claro. Kuczynski agradeció el gesto de Fujimori en Twitter: "En una democracia son bienvenidas todas las voces, trabajaremos incansablemente por el Perú". La hija del ex presidente Alberto Fujimori, preso por crímenes de corrupción y lesa humanidad, aseguró que "Fuerza Popular ha recibido el encargo de la población de ser oposición, y será el rol que vamos a cumplir con firmeza. Seremos una oposición responsable que pensará en el futuro del país". Junto a sus 73 legisladores, Fujimori subrayó que desde el Congreso su partido tendrá "una agenda legislativa que propondremos al Congreso para su aprobación con los principales puntos de nuestro plan de gobierno, defenderemos los intereses del pueblo contra el poder de los lobbies y de las grandes empresas'', advirtió. Fujimori agregó: "el nuestro es un proyecto nacional con visión de futuro, estos 5 años se sentirán aún más la presencia política de nuestro partido, nosotros seguiremos apostando por el desarrollo de nuestro país velando por sus intereses y estando vigilantes de la gestión del gobierno entrante''. Fujimori, de 41 años, le pidió a la izquierda que siga apoyando a Kuczynski como lo hizo el último domingo al votar por él. "Le deseamos mucha suerte al señor Kuczynski y a sus aliados de campaña que como corresponde sabrán mantenerse como aliados del gobierno durante los próximos 5 años'', auguró en un mensaje que pareció algo envenenado. El tardío llamado de la izquierda a votar por "PPK" volcó la elección y le dio la victoria al liberal Kuczynski casi a último momento. De ahí el algo irónico llamado de Fujimori a ese sector a "seguir apoyando" al economista liberal, en las antípodas de su pensamiento económico. Kuczynski, un ex banquero de Wall Street de 77 años, trabaja en organizar su equipo. En Economía y Finanzas nombrará al jefe de su plan de gobierno, Alfredo Thorne, ex director de JP Morgan-Chase y economista senior del Banco Mundial. Para formar el resto del equipo, Kuczynski debe buscar consensos en un país polarizado. Sobre todo porque él apenas tendrá 19 legisladores. Ante este cuadro, la negativa de Fujimori a colaborar y su promesa de presentar su propia agenda de gobierno en el Congreso, dejan a Kuczynski en un complejo panorama. El presidente electo tiene amplias coincidencias en política económica con el fujimorismo, y muy pocas o ninguna con sus nuevos aliados de la izquierda nacionalista.

"Tenemos que buscar la mejor gente del Perú que tiene la mayor llegada política, que no sean técnicos. Yo soy un tecnócrata y necesito rodearme de algunos músicos que sepan tocar «cajón»", comentó, aun si los músicos son de Fuerza Popular o del Frente Amplio, admitió el presidente electo, un flautista formado en el Royal College of Music de Londres.

Desde el fujimorismo le han reclamado disculpas por los agravios proferidos en campaña. "Las elecciones pueden ser duras, tensas hasta el agravio, pero pasadas las elecciones, es el momento de tender puentes. Nos vamos a disculpar todos y vamos a voltear la página para concertar", dijo Kuczynski a la televisión.

Ruego. "Tenemos que convencer, tanto a Fuerza Popular como a los que están más a la izquierda que me apoyaron, que hay algunas cosas a las cuales ningún peruano puede objetar", consideró "PPK". Para él, son tres aspectos básicos en donde debe haber coincidencia: apoyo con una "revolución del crédito" a las pequeñas empresas, que representan el 70 por ciento de la generación de empleo; destinar recursos para educación, salud y agua potable; y trabajar en los grandes proyectos de infraestructura."Hay que pensar en lo que pasó en España con el Pacto de la Moncloa. Tiene que haber una concertación. Tiene que haber una agenda política, social y económica en la cual nos pongamos de acuerdo. Tanto la señora Fujimori, si va a ser candidata en 2021, así como (Verónika) Mendoza (de la izquierda), todos los que quieren gobernar el Perú, deben apoyar un país más viable", agregó. Y dejó claro que no está en sus planes la privatización del agua, algo que temen desde el partido de Mendoza.

Comentarios