la_region
Martes 26 de Julio de 2016

Juzgarán a un hombre por violar a su propia hija de ocho años

Los abusos se habrían cometido en la localidad de Tacuarendí, en el norte santafesino. El imputado tiene 28 años. Las pruebas del delito

Un joven de 28 años cuyas iniciales son E. R. comenzará a ser juzgado pasado mañana por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de su propia hija, una niña de ocho años. Será en el marco del primer juicio oral y público que se realizará en la ciudad de Las Toscas, en el norte santafeino.

El fiscal que investigó el caso es Norberto Ríos, quien indicó que los delitos por los cuales fue imputado el hombre son abuso sexual gravemente ultrajante y tentativa de abuso sexual con acceso carnal, ambos en concurso ideal. En tal sentido, Ríos adelantó que solicitará 11 años y 9 meses de prisión de cumplimiento efectivo.

Los alegatos de apertura se realizarán el jueves, mientras que los testigos —la Fiscalía aportará cinco— declararán el mismo día. Por su parte, el viernes se llevarán a cabo los alegatos de clausura, y se aguarda que en el transcurso de la primera semana de agosto se conozca la sentencia. El juez del caso será Mauricio Martelossi.

La denuncia contra E. R. fue radicada por su ex pareja —y madre de la menor— en la Comisaría de la Mujer de la ciudad de Villa Ocampo el 25 de mayo del año pasado. Según relató la mujer, los delitos habían sido cometidos en las últimas horas del domingo 24 y en las primeras horas de ese lunes 25 en la vivienda del detenido, en la localidad de Tacuarendí, lugar al que la menor se había mudado unos días antes para convivir con él.

"Desde la fecha que fuimos notificados del caso, se hicieron los controles médicos correspondientes a la menor, en los cuales se constataron lesiones físicas producto del abuso", señaló el fiscal. "También realizó una Cámara Gesell en la que la menor confirmó todo lo que había indicado su madre en la denuncia", remarcó Ríos. En tal sentido, el funcionario del MPA concluyó que "luego de la denuncia, la menor volvió a vivir a la casa de su madre —en Las Toscas—, lugar al que un equipo interdisciplinario de profesionales se trasladó en reiteradas oportunidades para hacer un seguimiento de la situación en la que se encontraba la menor".

El fiscal Ríos también hizo hincapié en que la realización —por primera vez— de un juicio oral y público en Las Toscas. "Estamos en el extremo norte de la provincia, y la posibilidad de realizar un proceso penal como este es muy importante para toda la comunidad", valoró el funcionario del MPA. También remarcó que "todo es posible ya que, desde la implementación del nuevo sistema penal en 2014, Las Toscas cuenta con una Unidad Fiscal, a la que se sumó en 2015 la Oficina de Gestión Judicial (OGJ). Nunca antes la ciudad había tenido sedes permanentes del Poder Judicial de la provincia".

Comentarios