La ciudad
Lunes 23 de Mayo de 2016

Juventudes incluidas, la mirada social del Ministerio de Seguridad

El programa Juventudes Incluidas trabaja con jóvenes en situación de vulnerabilidad social. Realizan talleres de reparación de bicicletas y de letristas y murales.

El programa Juventudes Incluidas trabaja con jóvenes en situación de vulnerabilidad social. Realizan talleres de reparación de bicicletas y de letristas y murales. "En nuestra gestión nos van a escuchar y nos van a ver planteando temas sociales y destinando recursos para que los jóvenes tengan un proyecto de vida", indicó el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro.

La Secretaría de Seguridad Comunitaria lleva adelante talleres de inclusión para jóvenes en distintos puntos de la ciudad, enmarcados en el programa Juventudes Incluidas. "La idea es trabajar en la inclusión social, Juventudes Incluidas es el trabajo pilar en el territorio de nuestra secretaria", aseguró su titular, Ángel Ruani.

Este programa está orientado a dar lugar a jóvenes comprendidos en la franja etárea que va de los 16 hasta los 30 años en situación de vulnerabilidad social y las actividades que se dictan son los talleres de reparación de bicicletas y de letrista y murales. Todo bajo la dirección de Pablo Suarez, director provincial de Seguridad Comunitaria y la coordinación de María José Clutet.

"Juventudes Incluidas es un programa que hace seis años que venimos llevando adelante, donde trabajamos con jóvenes que se encuentran en un estado vulnerable a nivel social. Los lugares donde se lleva adelante el programa son los lugares donde posteriormente se aplica el plan Abre, que es cuatro años posterior a nuestro programa", destacó Ruani, quien explicó que en Rosario conviven ambos programas por ejemplo en barrios como Ludueña, Las Flores, Tablada.

Además, funcionario de la cartera de Seguridad continuó: "Al trabajo de nuestra Secretaría lo defino como la avenida entre la inclusión y el delito, que más que una avenida es una calle muy angosta. La inclusión social se hace con un trabajo y la secundaria completa por ejemplo, esas son las herramientas que queremos darle a los jóvenes. Hoy el problema central de los jóvenes es que son utilizados como recurso humano del delito. Y no cualquier joven, por lo general son hombres, de entre 15 y 25 años, que se encuentran en una situación de inclusión o pobreza, que es a quienes apunta el programa Juventudes Incluidas"

El taller de reparación de bicicletas, dictado por Jorge Guillen, se dicta en Casa del Adolescente (Arijón 651). Allí, los jóvenes seleccionan cuadros, horquillas y manubrios que les son facilitados del depósito judicial y una vez que tienen todas las partes, empiezan a pintar y armar las bicicletas.

Quienes participan del taller, también se encargan de reparar y mantener 25 bicicletas que fueron donadas por el gobierno provincial. Las mismas están disponibles para ser alquiladas por los ciudadanos los domingos en los puestos que tienen sobre bulevar Oroño y Cochabamba y en los silos Davis durante el horario de la calle recreativa. Actualmente al taller asisten unos 10 jóvenes de barrio La Tablada. Según las autoridades, se pretende ampliar los días y horarios del mismo para que puedan llegar grupos de jóvenes de otros barrios de zona sur, como Flammarion y Mangrullo, así como también jóvenes del sudoeste, de barrio Las Flores.

El otro de los talleres es el de letrista y murales, que se dicta en el centro comunitario San Cayetano de Ludueña Norte (Gorriti al 600) y en el barrio Emaus (Génova 7900), bajo la supervisión de Rodolfo Saavedra. Como fruto de este taller surgieron dos grupos de jóvenes: Los Pintores de Ludueña, quienes fueron los primeros en cursar la capacitación y el año pasado egresaron el grupo Estilo Propio.

Por otra parte, existen espacios donde los grupos tienen actividades deportivas, recreativas y culturales.

Comentarios