Edición Impresa
Viernes 28 de Septiembre de 2012

Juventud, violencia y exclusión

Ya sea por estigmas vinculados con la delincuencia y la marginación, como por su participación política, discutir acerca de la juventud es un eje que emerge recurrentemente en la agenda mediática. Con formación de sociólogo, Daniel Filmus da algunas pistas para comenzar a desgranar este complejo tema. “Es muy difícil hablar de la juventud: está la de los sectores marginales, medios y la de los altos. Pero lo común es pugnar por ingresar a una sociedad que se les hace difícil. El mejor ejemplo lo vi en una pintada en Alemania que decía «Papá, quiero tu trabajo». La juventud tiene el doble de desocupación que el resto de las edades, y tiene que pugnar con ciertas estructuras que están consolidadas de manera determinada.  Las sociedades más abiertas al ingreso de la juventud son las que tienen una educación más difundida, porque realmente brinda mejores posibilidades”.

El planteo de Filmus se enlaza con el debate por el voto a los 16. “En nuestra sociedad, —dice— se discute si puede esa juventud o no votar. Pero cuando en 1916 se permite votar a los 18 años estaba en la escuela el 7 %. A los 16 años hoy tenemos más del 80 % dentro de la escuela”. “Pero —continúa— cuando la juventud ve que se le cierran las puertas y aún estudiando no puede ingresar al trabajo se expresa violentamente. El que trabajó tiene un adversario que es el patrón o el Estado. Ahora, el que es excluido de toda la sociedad ve como enemigo a la sociedad, entonces puede matar a alguien para sacarle una zapatilla. Si a la juventud no le abrimos los caminos para incluirse productivamente sucederá lo que pasa en muchos lugares de Europa, donde buscan caminos más cercanos a la violencia.

Comentarios