Policiales
Lunes 20 de Junio de 2016

Juicio oral a miembro de Los Monos por un crimen con trasfondo narco

Leandro "Pollo" Vinardi está preso por matar a Sergio Pared en 2013. Desde mañana lo juzgan en un clima de fuerte conflicto

Un miembro histórico de Los Monos comenzará a ser juzgado por asesinato mañana en el marco de un caso marcado por conflictos que escalaron hasta último momento. El que llega a juicio es Leandro "Pollo" Vinardi, acusado de ejecutar de un tiro hace tres años a Sergio Pared en la zona sudoeste, capítulo de una saga que se explica, para los investigadores, en una disputa por asuntos de drogas.

En la historia de este caso se perciben con nitidez gestos de la banda de Las Flores. Hay escuchas telefónicas donde Ariel "Guille" Cantero y allegados hablan, en la cárcel de Piñero, de pagar a testigos para que cambien su declaración a fin de aliviar a Vinardi. Después de eso, un testigo considerado clave efectivamente modificó radicalmente sus dichos para aliviar al imputado. A este testigo ahora no se lo encuentra para llevarlo al estrado.

También se produjeron intimidaciones contra los familiares del muerto, que merecieron una denuncia ante una fiscal la semana pasada, lo que derivó en la asignación de custodia para los amenazados.

Un tiro. A las 7 de la mañana del 14 de febrero de 2013 Pared, de 50 años, esperaba en la puerta de su casa a un proveedor del almacén familiar que atendía en su casa de Doctor Riva 2785. En ese momento pasó a baja velocidad un Chevrolet Astra negro con dos ocupantes. El conductor efectuó un único disparo que le dio en el pecho a Pared y lo mató. En la primera declaración su hija contó que estaba desayunando frente al negocio, en Dr. Riva 2785, y escuchó un ruido semejante a la explosión de un cohete. Corrió a la calle porque escuchó a su padre gritar "Brenda" y lo vio sangrando en forma abundante. Según ella, Pared le dijo: "Fue el Pollo".

El juicio contra Vinardi por homicidio agravado por uso de arma de fuego comenzará mañana a las 9. Los primeros en declarar serán los policías que llegaron al lugar tras el ataque. Luego le tocará el turno a Brenda, quien será trasladada desde su lugar de detención, dado que está acusada de un homicidio. También está previsto para esta semana que Ramona Acosta, la madre de Brenda y viuda de Pared, sea trasladada desde la cárcel de Villa Devoto, donde tiene prisión preventiva por una causa por drogas.

Es ese el trasfondo que nutre la historia del asesinato de Pared: una disputa por cuestiones ligadas a estupefacientes. Vinardi hoy tiene 30 años. Se lo considera un hombre con actividad en bunkers de los Cantero. Lo detuvieron el 27 de junio de 2014 arriba de un BMW negro. No se le reconoce actividad económica regular. Había estado detenido junto con Claudio "Pájaro" Cantero en la causa por el crimen de Walter Cáceres, de 14 años, en una emboscada a tiros a un micro de hinchas de Newell's en febrero de 2010. Si bien el Pollo en principio fue considerado por la jueza Raquel Cosgaya como uno de los tiradores, recibió falta de mérito por prueba insuficiente.

Giro. Un episodio destacado en el juicio que empieza mañana será el planteo que el fiscal Guillermo Corbella señale sobre el llamativo cambio de declaración del testigo Brian José O. que produjo un giro notorio en su discurso.

Brian O. es el único que reconoció en el momento a Vinardi como el tirador. Cuando arribó la policía a poco del ataque, dijo que llegaba a lo de Pared para ayudarlo a bajar pedidos de mercadería para su granja y observó el paso de un Astra negro, con vidrios polarizados, que iba por Dr Riva de oeste a este. Afirmó que de la ventanilla del conductor alguien sacó un revólver y le dispararon a Sergio para luego acelerar hacia Ovidio Lagos. Al doblar vio que el conductor "era el Pollo". También afirmó haber escuchado a Pared gritar: "Fue el Pollo".

Brian ratificó esa declaración cuando fue citado por la jueza de Instrucción. Sin embargo, luego de referir dos veces de manera idéntica lo que había visto esa mañana, e incluso identificar a Vinardi en rueda de personas, hubo un viraje de 180 grados cuando el testigo se presentó con el abogado defensor de Vinardi, Fausto Yrure, a decir que en realidad, no había visto al Pollo tirar, y que había declarado eso amenazado por la familia de la víctima.

El fiscal Corbella cree que los motivos de tal pirueta hay que buscarlos en unas escuchas telefónicas de agosto de 2014 donde Guille Cantero, líder de Los Monos, desliza que pagaría 200 mil pesos para que se produjeran cambios en las declaraciones de testigos en el caso de Vinardi, a fin de que este recupere la libertad. Por ese motivo durante las audiencias le solicitará al tribunal que se escuchen los audios de esas interceptaciones que dejan claro, a su criterio, el motivo por el cual al testigo alteró sus dichos.

Temor. En esas escuchas también el entorno de Guille Cantero habla de gestionar un pago para que propios familiares de Pared EM_DASHes decir la víctimaEM_DASH favorezcan con sus declaraciones al acusado de matador. Señalan que la persona a hablar es "un tal Piquito" al que, en caso de no acceder, "lo gatillarían". El fiscal Corbella estableció que Piquito es el apodo de Brian Pared, hijo de Sergio. La semana pasada Brian le pidió al fiscal que desistiera de convocarlo como testigo porque estaba muy atemorizado.

También dos hermanas de Brian —Sabrina Pared y Romina Acosta— denunciaron la semana pasada que fueron amenazadas para no incriminar a Vinardi en el juicio. La presentación se hizo en ante la fiscal Marina Pieretti.

El juicio que empieza mañana será presidido por el tribunal a cargo de los jueces Julio Kesuani, Gustavo Salvador y José Luis Mascali.


Comentarios