Ovación
Lunes 29 de Agosto de 2016

Jugaron los siete refuerzos

Moiraghi, Voboril, Quignon y Amoroso fueron titulares. Luego entraron Prediger, Matos y Sills.

Los siete jugadores que pidió Diego Osella para este campeonato ayer tuvieron participación y debutaron oficialmente, más allá de que algunos lo hicieron en la Copa Argentina. Cuatro fueron titulares, como Néstor Moiraghi, Germán Voboril, Facundo Quignon y Joel Amoroso, y los restantes ingresaron en el complemento, Sebastián Prediger, Juan Sills y Mauro Matos. El análisis de los rendimientos de cada uno de ellos no escapa al del resto, con actuaciones regulares, sin sobresalir, aunque con la convicción de que pueden elevar la producción futbolística.

Las mayores preocupaciones del entrenador siempre estuvieron en la defensa y en el mediocampo, en ese orden de prioridades. Por eso solicitó el arribo de varios futbolistas de experiencia. En el primer tiempo los cuatro que fueron titulares no marcaron diferencia y tuvieron un rendimiento similar al del resto. Con dudas y una falta de juego que preocupó al cuerpo técnico. Porque esperaba otra puesta en escena y marcar supremacía futbolística.

Nada de eso sucedió y por eso en el complemento fue mandando a la cancha uno a uno los tres que estaban en el banco. Matos fue el primero reemplazando a Formica. Ahí Nacho se retrasó unos metros y fue por los costados para que el ex San Lorenzo se parará de nueve. La primera intervención fue con un cabezazo en soledad, pero la pelota se fue por encima del travesaño. Luego ingresó Sills por Maxi y sobre el final y con la victoria parcial entró Prediger por Scocco para bajarle la persiana al juego.

Moiraghi y Voboril levantaron su producción en el segundo tiempo en sintonía con el resto de sus compañeros. Mostraron mayor firmeza en la marca, sin dudas, y en base a eso Quilmes casi ni inquietó como lo había hecho en los primeros 45 minutos.

En el medio Quignon trató de sentar presencia, pero también alterno buenas y malas. En el balance general tuvo más aciertos que errores dentro del contexto de un partido regular. Amoroso también mostró caras diferentes. La mejor la tuvo en el inicio del segundo tiempo ganando siempre por su sector, aunque después bajó y al final dilapidó de manera increíble una contra.

Osella ayer puso todo en cancha. Los siete futbolistas que solicitó para afrontar este campeonato jugaron en el debut del rojinegro. Y en los últimos minutos los siete juntos compartieron la cancha defendiendo la victoria.

Está claro que ninguno de ellos llegó como relleno y todos están en consideración del DT.

Comentarios