Ovación
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Jugar por la vida

Estefanía Libonatti, trasplantada de riñón, ganó seis oros en los Juegos Argentinos y Latinoamericanos celebrados en Mendoza.

Oro en salto en largo, oro en 100 metros en velocidad, oro en tenis de mesa single, oro en tenis de mesa doble, oro en tenis de mesa doble mixto, oro en lanzamiento de pelota. Y si eso no fuera demasiado, también plata en posta 4 por 100 metros y bronce en básquet .Todos esos lauros trajo Estefanía Libonatti de los XI Juegos Argentinos y VIII Latinoamericanos para Trasplantados que se celebraron en Mendoza, entre el 15 y el 20 de noviembre. Estefanía, de 27 años, líbero del equipo de maxivóley del club Unión Argentina y mamá de Bautista de 2, cumplirá el próximo enero cuatro años con su nuevo riñón: el que recibió de su mamá, que le permitió que las diálisis (tres por semana, de cuatro horas de duración cada una) sean un recuerdo y seguir entrenando.

Estefanía es una deportista con todas las letras y el trasplante no le puso freno a una de las cosas que la hacen sentir viva. Estefanía se juega por la vida y se cansa de ganar. Y hasta se anima "en patas". Como no tenía dinero suficiente para comprarse unas zapatillas especiales de salto en largo, corrió descalza y se llevó el primer puesto: 4,10 metros (y superó su propia marca durante el Mundial de 2015, en Mar del Plata).

"Tras la intervención sólo estuve internada seis días y me sumé a la pretemporada de hockey apenas me sacaron los puntos, a los 45 días. El médico me dijo que la recuperación fue buena porque mi cuerpo estaba entrenado. Por eso les digo a quienes se estén dializando o esperando un órgano: múevanse, al menos caminen o bailen. Los órganos aparecen, hay que tener paciencia y mientras se los espera hay que levantarse del sillón, cuidar el cuerpo, moverlo y prepararlo para que esté de la mejor forma posible al momento del trasplante", dijo la atleta multipremiada.

A los juegos en Mendoza, organizados por la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (Adetra), junto con los Ministerios de Salud de la Nación, a través del Incucai, asistieron unos 400 atletas. La mayoría, trasplantados de riñón.

Estefanía fue parte de la delegación santafesina integrada por otros ocho atletas. Mario Chiappero, de Santo Tomé, también con varias preseas en su haber (oro en velocidad 400 metros, plata en posta 4 por 100, bronce en velocidad de 800 metros y cuarto lugar en velocidad de 5 kilómetros).

Además fueron parte del equipo local Leo Vidal, de Pérez (plata en atletismo, en 800 y 400 metros y posta de 4 por 100 metros y bronce en vóley), Miriam Montiel, de Venado Tuerto (oro en marcha de 3 kilómetros y bronce en petanca), Juan Guarrochena, de Rosario (plata en vóley), Javier Andrada (Rafaela), Eduardo Cariaga, de Helvecia (oro en velocidad en 200 metros y en jabalina y bronce en velocidad en 00, y segundo en lanzamiento de pelota), Luna Pallazo, de Rosario (plata en natación en 50 metros libre y posta libre y combinada) y Juan Acuña, también de Rosario (oro en velocidad de 100 y 200 metros). En estos juegos participan trasplantados de riñón, corazón, pulmón, páncreas, hígado o tejido (médula ósea) y con carácter participativo se incluye a los autotrasplantados de médula ósea y a los trasplantados de córnea, aunque estos dos últimos grupos no pueden ser seleccionados para participar del Mundial de Málaga (España), que se realizará entre el 25 de junio y el 3 de julio de 2017.

"Integré el seleccionado de vóley y no descarto volver a integrarlo y viajar a Málaga. Hay que esperar", se ilusionó Estefanía. Y para ella "esperar" no es ya algo que le quite el sueño.

Se trata de una mujer que estuvo en lista de espera de trasplante y en diálisis por dos años y que pensó que no iba a poder quedar embarazada. Esperó. Superó una intervención de trasplante de ocho horas junto a Norma Córdoba, su mamá. Y esperó y volvió a entrenar. Y a las tres semanas la llamaron para decirle que estaba seleccionada para participar en el equipo de Argentina en el Mundial (obtuvo plata en vóley y bronce en tenis de mesa y salto en largo). Y esperó más y finalmente fue madre. Varios oros en su haber.

El equipo santafesino compite y milita a favor de la donación

De izquierda a derecha, Mario Chiappero, Javier Andrada, Leo Vidal, Juan Acuña, Miriam Montiel, Estefanía Libonatti, Juan Guarrochena, Eduardo Cariaga y Luna Palazzo, con banderas de Santa Fe y del Centro Unico de Ablación e Implante de Organos.

Comentarios