Ovación
Viernes 14 de Octubre de 2016

Juegan los mejores

Se piden cambios, pero en la selección están casi todos los que más brillan.

Se habla mucho de que Bauza debe pasar la escoba y cambiar nombres. El problema es que la selección nacional es justamente eso, una "selección" de los mejores futbolistas, en este caso argentinos, que están diseminados por el mundo y que, más allá de los disensos que puede haber en tal o cual nombre, en este plantel están representados. Se puede discutir algún puesto pero tampoco es que hay jugadores que brillen más que los que ocupan la mayoría de ellos.

Chiquito Romero, que falló en el segundo gol de Venezuela y no cubrió bien su palo en el primer empate de Perú y en el gol de la derrota ante Paraguay, puede ser un sustituible, porque viene siendo suplente en todos los clubes en los que actúa (jugó 2 de 11 en el Manchester United), pero tampoco atrás empujan tanto. La defensa completa juega en el fútbol inglés: Pablo Zabaleta (City) y la dupla de centrales (Otamendi en el City titular y Funes Mori en Everton alterna), mientras que Marcos Rojo no viene jugando en el Manchester United (4 de 11). Pero las alternativas tampoco son de tanto peso: Emanuel Mas, Casco, tal vez Pinola si se recupera.

En el medio no hay otro 5 en el nivel de Mascherano en Barcelona (7 de 11), más allá de que no es su mejor momento. Kranevitter no hizo pie en Atlético de Madrid y se fue a Sevilla (donde a propósito Mercado, la alternativa a Zabaleta, jugó 10 de 12). Biglia, indiscutido en Lazio, es quien está adelante cuando se recupere para acompañar a Masche. Y no aparecen hoy mejores que ellos para el medio combativo.

Entre los volantes mixtos no aparece otro mejor en los clubes que Banega, titular en Inter (8 de 9). Por la banda izquierda, ninguno superior a Angel Di María (11 de 11 en PSG), mientras que hoy Bauza no usa un creativo nato, posición en la que Pastore es el top y algo menos Lamela, y tal vez pueda aparecer el último convocado Guido Pizarro. Ahí sí podría haber un nombre nuevo pero para un puesto nuevo, que reemplace tal vez al que ejerció Agüero en las últimas dos citas y que, ¿por qué no?, podría ocupar también Messi. Si eso pasara, por la derecha habría vacantes, porque hace rato que Argentina no usa un volante derecho con todas las letras, que no parece que sea Gaitán (6 de 9) ni Lavezzi si se recuperara ya. ¿Buffarini? ¿Montoya? ¿Belluschi? Sea cual fuere, hoy debería salir del medio local porque no hay quien pise fuerte en el extranjero.

Y, aunque sea cuestionado, ningún 9 tiene mejor currículum que Higuaín (9 de 9). Luego sí Icardi tiene con qué ser convocado y Agüero quedaría en tercer lugar. Más atrás, Pratto, Alario o Ruben.

Entonces, el problema no parece ser tanto de nombres sino de que los que están sean potenciados por Bauza, como cuando llegaron a las tres finales, y dejen de lado los traumas por perderlas. Quien más, quien menos, están los mejores que se desempeñan en las mejores ligas del mundo. De eso no hay dudas.

Comentarios