Maximiliano Pullaro
Viernes 09 de Septiembre de 2016

Jueces penales de Rosario reclaman al gobierno celeridad en las designaciones

El juez Carbone solicitó acciones más rápidas, firmes y eficaces para poder combatir en mejores condiciones el delito.

Enmarcado en un agitado escenario de cuestionamientos cruzados entre el poder Ejecutivo y el poder Judicial de la provincia, el juez penal de Rosario, Carlos Carbone, efectuó reclamos públicos por la demora del gobierno santafesino para cubrir las vacantes para jueces. En el mismo sentido se expresó el Colegio de Magistrados de esa rama del derecho, con un comunicado que expuso su preocupación por la lentitud de los mecanismos para las respectivas designaciones.

De esta manera, el juez Carbone y el Colegio de profesionales rebatieron las acusaciones que realizó el gobierno provincial hacia los magistrados, solicitándoles acciones más rápidas, firmes y eficaces para poder combatir en mejores condiciones el delito.

"En la Cámara de Apelaciones de Rosario venimos con un atraso en cubrir las vacantes de varios años. Y así no se puede trabajar. Hace más de dos años que estamos en esta difícil situación. En la Cámara somos la mitad, deberíamos ser doce jueces y somos seis", exclamó Carbone.

Y remarcó que "es resorte del Ejecutivo llamar a concursos, designar jurados, realizar los exámenes, corregir las evaluaciones, hacer la entrevistas, establecer orden de mérito y finalmente enviar los pliegos de los candidatos a la Legislatura para que sean aprobados. Nunca pudimos entender las demoras. Los problemas no son de este gobierno, son de siempre. Los concursos tardan y el Poder Judicial no tiene nada que ver con los concursos. La Justicia lo único que hace es poner fecha de juramento una vez que el pliego del juez fue aprobado por la Legislatura y el gobernador firma un decreto de nombramiento".

Contrapunto. De esta manera, este juez rosarino respondió al contrapunto dialéctico con el Ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, que criticó el accionar profesional de algunos jueces frente a hechos relacionados a la violencia y el delito, que azotan a Rosario y toda su zona de influencia.

"No entiendo que el ministro de Seguridad se dedique a hablar exclusivamente del Poder Judicial. El que tiene que brindar seguridad es él. La gente vive consternada en los barrios porque le abren un búnker a metros de su casa y nadie hace nada. Si hay un ministro de Seguridad tendría que estar en otro asunto, en las investigaciones. Lo que pasó frente al departamento del dirigente de Newell's, Claudio Martínez, no puede pasar en ningún país del mundo. Es algo que no se puede tolerar, ni justificar. No puedo entender que teniendo esos problemas, salga a hablar de los jueces", enfatizó Carbone.

Comentarios