Cartas de lectores
Miércoles 01 de Junio de 2016

Jubilados, otra olla podrida

Es tremendo, una olla podrida más que se destapa de la herencia del gobierno cristinista. No fue suficiente comprobar los robos arteros que cometieron, ahora vemos el principio de los resultados de tan catastrófica gestión.

Es tremendo, una olla podrida más que se destapa de la herencia del gobierno cristinista. No fue suficiente comprobar los robos arteros que cometieron, ahora vemos el principio de los resultados de tan catastrófica gestión. Un Estado vacío, imposible de remontar tanto robo inhumano, porque perjudicaron en su insaciable ansiedad y enfermedad por el dinero que mientras subvencionaban a La Cámpora. Permitieron el ingreso de la droga para seguir embruteciendo a los jóvenes. No instalaron ni una sola fábrica. Nunca promovieron el trabajo genuino, y son infinitos los casos de corrupción. Pero lo más doloroso fue ver a personas que otrora fueran militantes progresistas cooptados con las mentiras populistas baratas y nunca se dieron cuenta de las mentiras, y aún hoy rechazan las verdades que saltan a borbotones, y siguen, yo creo, más por capricho que por convicción a los que están queriendo reinstalar a como fuere nuevamente esa nefasta fuerza que es el peronismo. Nunca quisieron construir un país, siempre fue su botín de guerra y lo corroboran más de 60 años de historia. Creo que se está yendo por el camino de un ordenamiento institucional como hace mucho no se hacía, y luego sí vendrán los reclamos por reivindicaciones laborales, siempre dentro de un orden y con la ley por delante.

Dusan C. Sigulin / LE 6.009.490


Comentarios