25 de Mayo
Sábado 08 de Octubre de 2016

Jóvenes llamaron a evitar la violencia y las pintadas ofensivas en la catedral

También realizaron una campaña a favor de la vida. El año pasado hubo serios incidentes frente a la catedral de Mar del Plata.

Jóvenes que pertenecen a distintas organizaciones en favor de la vida realizaron ayer una campaña a nivel nacional, que tuvo su correlato en Rosario, en las horas previas al 31er. Encuentro Nacional de Mujeres. Colgaron 25 mil pequeñas perchas de cartón (4 mil en Rosario) con el lema "Sin vida no hay derechos, y sin derechos no hay futuro" en distintos sectores de la ciudad y llamaron a manifestarse "en paz". Paralelamente, el arzobispo local, Eduardo Martín, también pidió "respeto" (ver aparte).

   El pedido llegó horas antes de que comience el congreso, que viene precedido de incidentes en su última edición en Mar del Plata. Allí, en octubre del año pasado, la policía tuvo que intervenir con balas de goma y gases lacrimógenos cuando dos grupos de manifestantes protagonizaron serios incidentes al enfrentarse frente a la Catedral de esa ciudad balnearia.

   En Rosario, en tanto, las marchas feministas de años anteriores han culminado con pintadas frente a la sede del arzobispado local (en el Paseo del Siglo) y en la catedral.

   Ayer, jóvenes pertenecientes a las organizaciones Rosario te quiero pro vida, Universitarios por la Vida (Córdoba), Buen Pastor (Paraná) y Médicos por la Vida llevaron adelante la campaña de distribución de pequeñas perchas con el objetivo de concientizar "a favor de la vida de las personas más indefensas, los niños por nacer".

   La actividad no sólo se realizó en Rosario, sino que también se llevó adelante en las provincias de Buenos Aires (Capital Federal, Gran Buenos Aires y La Plata), Entre Ríos, Córdoba, Mendoza (Centro y San Rafael) y Tucumán.

   Las perchas se colgaron en puertas de casas y locales, así como en medios de transporte y plazas. En esta ciudad se las pudo ver en la plaza 25 de Mayo, frente a la catedral, y en distintos cajeros automáticos.

Diálogo. "Nosotros amamos esta ciudad. Queremos que el congreso de mujeres se desarrolle aquí, pero en paz, que respeten los edificios públicos. Que se priorice el diálogo y la convivencia", remarcó María José Mancino, integrante de la organización Médicos por la Vida.

   Mancino aclaró que tanto su movimiento como el resto de las organizaciones que llevaron adelante esta campaña, no están "en contra de nadie. Simplemente estamos a favor de la vida y queremos una Rosario en paz. Demasiadas cosas violentas nos suceden a los rosarinos, por lo que simplemente pedimos convivencia", subrayó.

   A renglón seguido, dejó en claro el compromiso de estas organizaciones con la vida. "Las políticas deben estar dirigidas a la contención. Una mujer que cursa un embarazo no deseado debe ser contenida. Su estado debe abordarse de manera integral pensando en el bienestar común de las dos vidas: la de ella y la del bebé que está gestando", señaló.

   En tal sentido, dijo que es "egoísta" pensar en uno solo. "Hay vida desde la concepción. Esto está avalado por la ciencia, las leyes y los tratados internacionales".

   Así, bregó por "tolerancia" y "respeto" y remarcó que la campaña que desarrollaron no sólo involucra a fieles católicos. "La vida no tiene religión. En esta campaña estamos unidos entidades de distintos cultos y gente que no profesa ninguna religión. Sólo defendemos la vida y pedimos que este congreso se desarrolle en paz. Eso es lo que necesitamos y deseamos que así ocurra", subrayó el titular del arzobispado local.


Comentarios