Edición Impresa
Martes 12 de Febrero de 2013

Jaite no cumple con su función

Dentro del equipo argentino de la Copa Davis, los roles están celosamente establecidos.

Dentro del equipo argentino de la Copa Davis, los roles están celosamente establecidos. Dentro de ellos se destaca la figura del capitán. Es el encargado y responsable del grupo. La cabeza visible. Y el que debe cumplir con varias funciones, pero la  más importante es armar el mejor equipo posible para intentar alcanzar el éxito deportivo. Ahí surgen los cuestionamientos hacia Martín Jaite. Porque, aunque no fue el único, tiene como principal falencia el hecho de no tener entre sus filas a la mejor raqueta argentina, Juan Martín Del Potro. Seguramente ambas partes tendrán sus argumentos para explicar el motivo de esto. Lo cierto es que, como capitán, prescindir del mejor jugador es una falla importante. Porque no está cumpliendo con uno de  los mandamientos básicos a la hora armar el mejor equipo posible. La comunión entre la cabeza de grupo y su arma más fuerte aparece como obligatoria si se quiere apuntar alto verdaderamente. Este hecho estuvo a punto de quedar totalmente  expuesto en la serie frente a Alemania por la primera ronda. Pero el equipo argentino recibió un extraordinario guiño del destino y se metió en los cuartos de final. Ahora Argentina se deberá medir con Francia. Y la empresa, sin Delpo, es prácticamente imposible. Mucho  más complicada que la anterior. Habrá que ver si la fortuna puede volver a camuflar el gran déficit del capitán.

Comentarios