Edición Impresa
Martes 23 de Noviembre de 2010

¿Un santafesino en la fórmula K?

Hasta las paredes del pasillo quedaron sorprendidas. Los números de las encuestas nacionales le siguen dando muy bien a la señora presidenta. Su candidatura estaría resuelta.

Hasta las paredes del pasillo quedaron sorprendidas. Los números de las encuestas nacionales le siguen dando muy bien a la señora presidenta. Su candidatura estaría resuelta. La conmoción fue lo que se oyó: "Ha sido leal siempre. Ha peleado contra todos. ¿Solucionaría Santa Fe si lo traigo como vice...? ¿La provincia podría ir a una fórmula peronista de unidad...?". Aún tiemblan los pasillos de Balcarce 50. Haría falta un escribano para creerlo definitivamente.

Lucha y Madame firmarían la paz

La disco Madame saltó a la fama nacional porque se realizó allí el festejo del triunfo de las Leonas. Unas 500 botellitas individuales de champán que se consumieron rápidamente y el lío de mesas rotas puso a "Lucha" Aymar en otro plano. ¿La modelo de Pancho Dotto será o no invitada a la inauguración de la sucursal de Madame en Punta del Este? ¿Y a la de Playa del Carmen? Madame crece. ¿Sus jefes de RR.PP. olvidarán los juicios en bien de la promoción que podría brindarles la Maradona del hockey? En el verano se sabrá.

El mostacho casi arruina la fiesta

Siguen saliendo a la luz pública apostillas del casamiento de Mauricio Macri con Juliana Awada. En un momento de la fiesta, Macri tomó el micrófono y se "mimetizó" como Freddie Mercury, el fallecido cantante de Queen, y anunció: "Acá ha venido mi amigo Freddie para cantarme algo". Macri completó el disfraz con un bigote postizo y comenzó a cantar, pero cuando quiso tomar aire en medio de una estrofa, por accidente se tragó el bigote. El jefe de Gobierno porteño se detuvo, carraspeó y comenzó a ahogarse, lo que provocó un pánico generalizado entre todos los presentes. Por suerte, el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, estaba en la fiesta y le practicó el protocolo de socorrismo, pidiendo que le dieran aire. Al no dar resultados, Lemus le recomendó que tragase el bigote, porque era imposible sacarlo. Macri se auxilió con una bebida y finalmente tragó el falso mostacho. Para el alivio de todos, dijo sentirse bien, pero ya no volvió a cantar.

Comentarios