Edición Impresa
Sábado 21 de Noviembre de 2009

¿Qué pasó con...? Dirección de Educación Municipal

En 1990 se crea en Rosario el Servicio Educativo Municipal, que más tarde se convierte en la Dirección de Educación Municipal. El espacio logró un fuerte vínculo con las escuelas, que se tradujo en programas de educación orientados a los barrios, los docentes y los alumnos. También en propuestas de asesorías, iniciativas de alfabetización y programas de inclusión, por ejemplo. Además ofrecía cursos de lenguas extranjeras y de informática, entre otros.

En 1990 se crea en Rosario el Servicio Educativo Municipal, que más tarde se convierte en la Dirección de Educación Municipal. El espacio logró un fuerte vínculo con las escuelas, que se tradujo en programas de educación orientados a los barrios, los docentes y los alumnos. También en propuestas de asesorías, iniciativas de alfabetización y programas de inclusión, por ejemplo. Además ofrecía cursos de lenguas extranjeras y de informática, entre otros.

Sin embargo, cuando en 2007 el intendente Miguel Lifschitz asumió la segunda gestión al frente de la intendencia de Rosario y nombró director de Cultura a Fernando Farina, el destino de la Dirección de Educación Municipal se vio tambalear. Hasta no faltaron las versiones que atribuyeron el hecho a que desde entonces el socialismo también gobernaba la provincia y "ya no tenía sentido sostener el espacio en la ciudad". Lo cierto es que durante los 100 primeros días de trabajo municipal —de la segunda intendencia de Lifschitz—, pasaron dos directores por esta dependencia y hasta estuvo un tiempo acéfala. Incluso hubo un pedido de informe del Concejo para saber cuál era su destino.

"La dirección no se cerró, es parte de un proyecto más amplio en el que también se incluyen el Tríptico de la Infancia, la Escuela Móvil y el Programa 0 a 25", dice la actual directora general de proyectos educativos de la Municipalidad de Rosario, Carolina Balparda.

La funcionaria afirma que "siguen trabajando los equipos históricos de la dirección", y que muchos proyectos se transformaron en nuevas iniciativas. Citó como ejemplo las asesorías pedagógicas que "ahora funcionan en los centros de distritos municipal". Pero no funcionan más los cursos de idiomas, y la Biblioteca Móvil "no circula por problemas técnicos". "Con esos libros haremos una biblioteca pedagógica para 2010", promete ahora Balparda junto a otras iniciativas en estudio para los próximos años.

Comentarios