Edición Impresa
Viernes 19 de Septiembre de 2008

¿La selección es nacional?

Desde el interior del país se viene reclamando desde hace varios años que la selección nacional de fútbol dispute sus partidos no sólo en la Capital Federal, sino también en otras ciudades del país. Pero ni a los jugadores “estrellas” que militan en clubes extranjeros, ni a la AFA, ni al Congreso, ni a ningún gobierno, ni al negocio de la televisión y sus sponsors les interesa en lo más mínimo cambiar esta situación. En toda su historia la selección jugó en el país 293 partidos, pero sólo 34 los disputó en el interior del país, y en todos esos casos fueron amistosos. ¡Una vergüenza!...

Desde el interior del país se viene reclamando desde hace varios años que la selección nacional de fútbol dispute sus partidos no sólo en la Capital Federal, sino también en otras ciudades del país. Pero ni a los jugadores “estrellas” que militan en clubes extranjeros, ni a la AFA, ni al Congreso, ni a ningún gobierno, ni al negocio de la televisión y sus sponsors les interesa en lo más mínimo cambiar esta situación. En toda su historia la selección jugó en el país 293 partidos, pero sólo 34 los disputó en el interior del país, y en todos esos casos fueron amistosos. ¡Una vergüenza!

Ya sé. Algunos me dirán para qué quiero que el interior pueda ver de cerca a este rejuntado de grandes jugadores y escaso espíritu grupal que comanda Basile, esta selección que no entusiasma a nadie, despierta escaso fervor, cuya gran característica es el toque para atrás y encima logra magros resultados. Pero no seamos exitistas. Más allá de esta pobre coyuntura futbolística de la selección mayor, los habitantes del interior del país tenemos el derecho de poder verla sin tener que viajar a Buenos Aires.

¿O acaso el país termina en la General Paz? Sí, ya sé la respuesta, pero lanzo la pregunta para ver si por casualidad Cobos lee esta columna y contesta con su clásico “no positivo”. Es que justamente el Congreso tiene cajoneado desde hace un largo tiempo un proyecto de ley, presentado por los legisladores socialistas de Santa Fe, que propone que “el Poder Ejecutivo realice ante la AFA las gestiones que resulten necesarias con el objeto que la selección nacional dispute los partidos como local en las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010 en distintas sedes del interior del país”.

El federalismo en este país es muchas veces letra muerta, y éste es un ejemplo quizá menor de ello. Y ya que estamos mirando en los últimos tiempos casi asombrados el liderazgo que Brasil está protagonizando a nivel mundial con su avasallante crecimiento, aprendamos de ellos: desde hace años la Confederación Brasileña de Fútbol hace rotar entre distintas ciudades la localía en los partidos que disputa su selección.

Pero para no ir más lejos aprendamos incluso de otros deportes en nuestro país: las selecciones de básquet, hockey, rugby y vóley, por ejemplo, disputan muchas veces sus partidos en el interior. Incluso la de básquet realizó en Rosario su entrenamiento previo a los Juegos Olímpicos.

Basile deslizó hace pocos días: “Me encantaría jugar en el interior”. Sería realmente justo que eso suceda, pero como viene la mano creo que la gente, incluso la del interior, se conformaría aunque sea con que los jugadores de Basile al menos “jueguen”. ¿En qué cancha? Ese debate, si quieren, lo dejamos para más adelante.

Comentarios