Edición Impresa
Jueves 21 de Agosto de 2008

¿De qué hablan?

La bronca de los docentes por la desactualización de sus sueldos no es novedad. Pero la postergación del anuncio de las mejoras viene colmando la paciencia y los argumentos oficiales sólo sirven para enardecer aún más los ánimos de quienes se sienten postergados.

La bronca de los docentes por la desactualización de sus sueldos no es novedad. Pero la postergación del anuncio de las mejoras viene colmando la paciencia y los argumentos oficiales sólo sirven para enardecer aún más los ánimos de quienes se sienten postergados. Y eso se pudo palpar fehacientemente cuando días pasados funcionarios y técnicos de Hacienda intentaron discutir el tema. Los funcionarios exhibieron a los dirigentes un elaborado powerpoint sobre los recursos del Estado y el sueldo "promedio" de los agentes públicos. Según el minucioso informe, el sueldo promedio ascendía a 3.500 pesos. Que se sepa, dijo por lo bajo un dirigente, en las escuelas no tenemos ningún cargo "promedio".

Comentarios