Edición Impresa
Viernes 29 de Marzo de 2013

Investigaron sobre el rol de los medios en Malvinas y fueron premiados

Son estudiantes de 3º año de la Secundaria Nº 417 de Casilda. Fueron distinguidos en el concurso nacional “Conocé Malvinas”.

“No vivimos la guerra, la escuchamos. Pero no por eso dejamos de sentirla y querer saber cómo ocurrieron las cosas. Dos de nosotros tenemos padres que fueron a la guerra. Eso nos llena de orgullo y a la vez de intrigas y preguntas”. Así se presentan los estudiantes de 3º año de la Escuela Secundaria Nº 417 Colonia Calendaria de Casilda, en un informe periodístico multimedia con el que fueron premiados en un concurso nacional organizado por el Ministerio de Educación de la Nación, el portal Educ.ar y el programa Educación y Memoria de la Subsecretaría de Equidad y Calidad Educativa. Lo llamaron “Cartas de por medio” porque cuestiona el rol que tuvieron los medios de comunicación durante la guerra de Malvinas. Ahora viajarán a Buenos Aires para recibir la distinción y conmemorar  el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas.

La convocatoria a este certamen fue el año pasado, por eso los ganadores recién se conocieron a principio de 2013. En ese momento los chicos premiados cursaban el 2º año en el turno noche de la secundaria de Casilda. La que los entusiasmó a trabajar en esta idea fue la profesora en ciencias sociales, Evangelina Ricotti, acompañada por otra colega del mismo área, Sonia Ruiz.

“La verdad es que al principio pensábamos que no podíamos, que para qué lo íbamos a hacer sino ganaríamos. Pero la profe insistió y bueno, ganamos”, cuenta ahora María Mercedes Acosta, una de las alumnas. Más tarde, su compañera Laila Alem, dirá que está más que agradecida con la profesora Evangelina por la confianza brindada: “Ella nos motivó a trabajar, y cuando no queríamos hacer las cosas nos dijo «vamos, pongan ganas»”.

Confianza. Esa cuota de seguridad inicial los llevó a meterse de lleno en la consigna del certamen: profundizar en distintos aspectos de Malvinas, usando las nuevas tecnologías, “además de articular conceptos de memoria, soberanía y democracia”. Al concurso llegaron más de 80 trabajos de todo el país. Los reconocimientos llegaron de dos maneras por un jurado que designó a los ganadores, y otra por los más” valorados por el público.

La producción de la 417 resultó elegida por el jurado de especialistas. Además de la secundaria santafesina fueron elegidos por el jurado los trabajos de escuelas de Ingeniero Jacobacci (Río Negro), Caleta Olivia (Santa Cruz) y Barranqueras (Chaco). En tanto, los más votados en la web fueron investigaciones de escuelas de Nogoyá (Entre Ríos), Sampacho (Córdoba), Rawson (San Juan), La Plata (Buenos Aires), Las Palmas (Chaco), Guaymallén (Mendoza) y General Roca (Río Negro).

Cuando comparten con  La Capital cómo se hizo este trabajo, Claudia Regner Cisneros —otra de las alumnas— es la que recoge la palabra y recuerda: “Mi papá es ex combatiente. La verdad es que ayudó en lo que queríamos contar y hacer en el trabajo una conversación que tuve con mi abuela”.

Enseguida alude a una conversación que tuvo con su abuela sobre su padre Roberto y Malvinas: “Me enganché conversando sobre esto, mi abuela empezó a hablar y a llorar. Se acordaba que las cartas que le mandaba mi papá llegaban tachadas, también de los compañeros que volvían muertos”. Esa charla significó un puntapié para la investigación centrada en por qué los medios de ese entonces transmitían que “todo esta bien”, incluso “que se iba ganando la guerra”, cuando nada de eso pasaba.

Al testimonio directo del padre de Claudia, se sumó el de otra estudiante de este curso, Mailén Cabrera, cuyo papá también estuvo en Malvinas en 1982.

Medios. “El 2 de abril de cada año, los medios de comunicación, en general, conmemoran la guerra y se llena de imágenes y textos alusivos, pero son muy pocos o ninguno los que hablan del papel que ocuparon”, resumieron los estudiantes en una emotiva carta dirigida a un padre ex combatiente.

En esa misiva, entre otras opiniones, expresan: “Considero que las Malvinas son argentinas y que la mejor vía para recuperarlas es la diplomática. A través del diálogo y el acuerdo; no a través de la guerra. Una guerra como la de 1982 en donde te cambió la vida a vos y a tantos otros jóvenes de tu edad”.

En el video que dura unos 3 minutos y medio aparecen tapas de diarios de la época que informaban con titulares como “¡Victoria!”, “Desastre naval inglés”, “Argentinazo: las Malvinas recuperadas” y “Vimos rendirse a los ingleses”, entre otros. También las voces de propagandas que repetían sin cansancio “Ya estamos ganando”.

Paulo Heredia, el único varón del grupo de 3º año, rescata ese costado cercano, afectivo que habilita el género epistolar que presenta al informe. “Al principio cuando empezamos a trabajar no tenía muchas esperanzas de que ganáramos, pero después me gustó la idea de la carta, y cambié de idea cuando vi el trabajo terminado”.

Para la profesora Evangelina Ricotti lo desafiante de este concurso fue “entusiasmar a los chicos para que participen, que descubran que pueden hacerlo”. También que “fue más que interesante ver cómo aprovecharon las netbooks —del Plan Conectar Igualdad— y el trabajo que hicieron con material periodístico de la época”. “Trabajamos muchos sobre lo que fue la dictadura, desde los libros, antes de abordar Malvinas”.

Participación. Tanto la directora de la 417, Analía Funes, como la vice del turno noche, Mónica Fiorentini, dicen que la “primera alegría para la escuela es haber participado y haber sido premiada, pero también demostrarles a los chicos que podían trabajar con creatividad”.

Además de María, Claudia, Laila y Paulo también son autores de la producción premiada Caren Rodriguez, Maira Pemayon y Aldana Blanco, todos cursando el 3º año.

El año pasado este grupo de estudiantes —tienen entre 14 y 19 años— que concursó era más numeroso. También estaban Claudio Montenegro, Laureano Villa, Mailén Cabrera y Leonela Garramuño, que este año “no siguieron estudiando, dejaron”. Una realidad que golpea muy duro en las secundarias. Las directora y la vice explican que muchos dejan porque “son padres o bien consiguen un trabajo”, además de los que se llevan materias y no las rinden.

Para las directivas es un doble mérito que sus alumnos hayan sido reconocidos en este certamen, “ya que hacen un esfuerzo muy grande por asistir a clases por la noche —van de 19 a 23—, trabajando en el día en algunos casos o bien haciéndose cargo de su familia, en otros”.

El 16 de abril viajará a Buenos Aires, al Espacio de Memoria y Derechos Humanos (ex Esma). Allí estarán otros secundarios que aceptaron el desafío de conocer y sentir de cerca qué paso en Malvinas.

Comentarios