Información Gral
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Investigan si una beba murió por polución

La Justicia de Córdoba abrió una investigación penal para determinar si la muerte de una beba de tres meses, ocurrida el 29 de octubre último, pudo ser causada por presuntas emanaciones contaminantes de la empresa Porta Hnos. S.A, instalada en el sector sur de la capital provincial, como denunciaron los padres de la pequeña.

La Justicia de Córdoba abrió una investigación penal para determinar si la muerte de una beba de tres meses, ocurrida el 29 de octubre último, pudo ser causada por presuntas emanaciones contaminantes de la empresa Porta Hnos. S.A, instalada en el sector sur de la capital provincial, como denunciaron los padres de la pequeña.

El abogado Darío Avila precisó ayer a Télam que hace una semana se presentó la denuncia para que se investigue a la empresa por el presunto delito de "homicidio agravado", ante la sospecha de que la beba pudo ser víctima de la contaminación generada por la compañía, que fabrica bebidas alcohólicas en el barrio Inaudi.

Detalló que la denuncia alcanza a funcionarios de la Municipalidad de la ciudad de Córdoba, por "abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y omisión" por "autorizar el funcionamiento de una empresa por fuera de la ley".

"La beba murió por la afección que se conoce como mielomeningocele, que es una malformación que afecta a los huesos de la columna y lo que nosotros sostenemos es que fue causada por la contaminación de la planta de bioetanol de la empresa Porta", manifestó el abogado, miembro de la Red Universitaria de Ambiente y Salud (Reduas).

Por malformación. Luego de indicar que en marzo de 2015 el fiscal José Mana había archivado una denuncia por contaminación al considerar que los contaminantes eran ajenos a la empresa y que estaban por debajo de los niveles máximos permitidos, Avila señaló que en esta oportunidad tiene "como principal prueba la muerte por malformación de una chiquita".

En ese sentido, sostuvo que está acreditado que la pequeña nació con mielomeningocele y que "los estudios demostraron que no tenía ningún problema genético, no había antecedentes familiares, por lo tanto la malformación está directamente relacionada con la contaminación ambiental" de la compañía.

También apuntó que se presentaron como prueba los resultados de un relevamiento epidemiológico que una red de médicos realizó en 2012 en la zona, donde "se comprobó que los casos de malformaciones en los niños se agravaron". Remarcó que en otro estudio, de hace dos semanas, "surge que de cuatro nacimientos que hubo este año en el barrio dos son con malformaciones en una población de 700 vecinos, mientras que la media nacional dice que hay dos con malformaciones cada 1.000 nacimientos". Avila señaló que a esto se agrega un monitoreo ambiental realizado por la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) en el que "se pudo establecer que desde la empresa emanan gases tóxicos generados por el etanol, metanol y tolueno, que son los principales causales de deformaciones".

Por último, precisó que la denuncia quedó radicada en la Fiscalía del Distrito 3 turno 6 y que tiene como eje los alcances de la ley nacional 24051, que regula la generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición de residuos peligrosos que, en el caso de la muerte por contaminación, establece pena de entre diez y 25 años de prisión.

Comentarios