Policiales
Domingo 28 de Agosto de 2016

Investigan a policías aeroportuarios por lavado de dinero

Un fiscal federal pidió a la Dirección de Aduanas de Rosario que informe si los sospechosos compraron yates y lanchas en Rosario.

Una investigación por lavado de dinero contra efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en Corrientes y Chaco llegó hasta Rosario. La fiscalía federal de Resistencia ofició a la Dirección Regional de Aduanas de Rosario para que informe si siete efectivos de esa fuerza y seis civiles han registrado en esta zona compras de bienes en el exterior. Se busca establecer si los sospechosos compraron lanchas, yates y vehículos de alta gama y los tienen en distintas ciudades como Rosario.

El 19 de agosto la jueza federal chaqueña Zunilda Niremperger —la del caso Carbón Blanco— ordenó 16 allanamientos en Corrientes y Resistencia para desbaratar una organización que desde 2013 realizaba maniobras financieras ingresando desde Paraguay dólares sin declarar para venderlos en el mercado negro.

La investigación con la denuncia de un jefe de PSA ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) sobre inusuales movimientos de dinero con tarjetas de débito desde cuentas sueldo de algunos de sus policías. El denunciante se enteró de esas irregularidades por los dichos de un gerente del Banco Nación en Corrientes que también terminó investigado, así como un abogado de la Ansés que está prófugo.

Entre amigos. Todo comenzó el año pasado con una charla informal entre un gerente de la sucursal del Banco Nación y el jefe de la Unidad

de Seguridad Aeroportuaria Preventiva de Resistencia, Juan Ramón Fioravanti. El comisario hacía consultas personales hasta que el gerente, con complicidad, le sembró dudas sobre los movimientos bancarios de algunos de sus numerarios.

El policía lo dejó hablar. Los datos que en charla de amigos le daba el gerente referían movimientos millonarios desde las cuentas sueldos de dos efectivos de PSA. Fioravanti dio cuenta de esto al director nacional de la PSA, Germán Montenegro, que en septiembre ordenó una investigación interna que terminó en manos de la Procelac y del fiscal federal de Resistencia Patricio Sabadini.

Un detalle llamativo para los investigadores es que los sospechosos no ocultaban sus movimientos bancarios y la compra de bienes de alta gama. Según el diario Norte de Corrientes, la operatoria consistía "en reclutar personas de PSA para que facilitaran sus cuentas y tarjetas de débito para ser usadas en transacciones comerciales en el exterior. Por ello recibirían mil a dos mil pesos por operación". Ese reclutamiento habría sido la tarea del funcionario de la Ansés aún prófugo.

Según la pesquisa, una vez disponibles las cuentas los miembros de la organización depositaban cifras millonarias. Luego viajaban con los plásticos a Paraguay y Brasil, y hacían transacciones en las que recibían dólares que luego colocaban en el mercado negro de Chaco y Corrientes. Las ganancias se invertían en vehículos de alta gama y se investiga si adquirieron yates o lanchas, que sería lo que la fiscalía de Resistencia busca en Rosario.

Acusados. Siete empleados de PSA fueron sometidos a un cruce de datos bancarios y eso derivó en una denuncia por posible lavado de activos contra dos policías. En diciembre la Procelac y la fiscalía abrieron la causa. Entre los detenidos están el ya retirado ex jefe de la Unidad Operacional Corrientes de PSA, Andrés Galeano, y su hermano Abel, acusados como líderes de la organización. También fue apresado el efectivo de PSA Claudio Toledo y Laura Giselle Andreau, personal civil.

Además se acusó al director de la sucursal Corrientes del Banco Nación, Delio Ulon, de "obstruir la investigación" por no emitir los reportes de operaciones sospechosas. Otros detenidos son una estudiante, un comerciante y sigue prófugo el abogado de Ansés Martín Erro. Todos fueron acusados de asociación ilícita para el lavado de activos. Se secuestraron nueve autos de alta gama, entre ellos dos BMW, valuados en 4,5 millones de pesos.

Ejemplo. Como ejemplo se indicó que un oficial principal registró en agosto de 2015 "movimientos por casi dos millones de pesos". Y una agente con sueldo de 7.400 pesos evidenció en ese mes "movimientos que rondan el millón". El vocero remarcó, además, "la adquisición de vehículos de alta gama" puestos a nombre de familiares.

Según el diario Norte de Corrientes, los investigadores sospechan que Andrés Galeano pudo haber intentado ingresar bienes desde Paraguay pero les fueron incautados en la aduana por no haber pagado los impuestos correspondientes. En el allanamiento de su casa se incautaron documentos relacionados con contravenciones aduaneras.

Por eso la Fiscalía Federal de Resistencia solicitó a la Dirección Regional de Aduanas de Rosario que informe "si los imputados registran actas por infracciones aduaneras y si existen sumarios o actuaciones administrativas". También piden que se informe la posible existencia de trámites judiciales por violación a normativas que regulan el tránsito de bienes desde el exterior.

Comentarios