la_region
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Investigan los celulares secuestrados en la causa de un presunto plan criminal

Crece la incógnita en torno al escándalo de los supuestos sicarios que podían atentar contra un diputado, un intendente, un periodista y un fiscal.

La semana próxima se abrirán los celulares secuestrados en la causa de los presuntos sicarios que supuestamente planificaban el asesinato del intendente de Firmat, Leonel Maximino, el senador Lisandro Enrico, el fiscal Matías Merlo y el periodista José Pellegrini. No hay demasiados elementos contundentes de que esto podría llegar a pasar, pero surge la investigación tras la denuncia de una persona allegada al ex comisario Sergio David, preso por ser el autor intelectual del oficial de policía Leonardo Delgado ocurrido el año pasado en Miguel Torres.

Es que una investigación judicial por un abuso de un menor en Firmat realizado por el fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA) con asiento en Melincué, Matías Merlo, derivó en un insólito hecho. Todo surgió de casualidad y tras un aberrante hecho sucedido la semana pasada. Al parecer una persona habría abusado de una nenita de cuatro años que estaba a su cuidado por pedido de la madre. Lo cierto es que se hace la denuncia sobre este jornalero municipal de Firmat por abuso sexual y el martes se realiza la audiencia imputativa en la localidad de Firmat.

Tras esa declaración, se le dictó al hombre prisión domiciliaria mientras se le siguen las diligencias judiciales correspondientes. Lo cierto es que el propio sospechado del abuso pidió declarar ante el fiscal Matías Merlo sobre un hecho conmocionante, y que nada tenía que ver con el abuso, y así lo hizo al día siguiente.

Cautela general. En conferencia de prensa el fiscal Merlo fue cauto y tomó las medidas pertinente del caso, ya que quien le contó del plan era un allegado a David. No obstante, esta persona, que se encuentra detenida por sospecha de cometer un abuso contra la hija del propio David, contó al fiscal que dos personas allegadas al ex comisario le habían contado hace unos días que planificaban cometer esos crímenes. Algo que parece inverosímil prima facie por tratarse de personas de renombre en la región y que quien supuestamente iba a encargar el cuádruple asesinato es una persona que se encuentra detenida en Piñero y supuestamente sin capacidad de logística ni económica.

Sin temor. De hecho, las propias supuestas víctimas, Leonel Maximino y el senado Lisandro Enrico, no mostraron temor ante esa denuncia, a pesar de contar ambos con custodia policial permanente. Al menos por algunos días.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Enrico tomó con cautela el presunto plan mafioso, aunque no descartó que exista una vinculación con su denuncia sobre varios hechos delictivos. "Tenemos un perfil de trabajo de que vamos en contra del delito y contra los delincuentes con nombre y apellidos, pidiendo la acción de la Justicia. Es una actividad con riesgo permanente. En este caso puntual del Firmat, donde está vinculado con la muerte de un policía que se investiga hace un tiempo y por la que ya hay un comisario preso, la sospecha del fiscal venía por ese lado. Lo tomamos con cautela y que la Justicia analice si esto es así", agregó.

El propio Merlo tomó distancia sobre la verdad de esa denuncia aunque señaló a este diario que los recaudos se tomaron en función de que el relato del detenido por abuso tiene cierta verosimilitud. "En los próximos días se podrán establecer más datos en función a lo que veamos del material secuestrado; fundamentalmente celulares".

Allanamientos. Merlo explicó a este diario ayer que se realizaron cuatro allanamientos en Firmat donde se secuestraron elementos vinculados a la causa. El 23 de octubre de 2015 fue asesinado el policía Leonardo Delgado, quien al día de ser trasladado desde la subcomisaría de Chovet a Miguel Torres fue muerto a puñaladas mientras prestaba sus servicios en su nuevo destino; a unos pocos kilómetros de la ruta 14.

Una fuente judicial explicó que "quizás apareció en los medios de todo el país como una película de acción. Pero a Merlo no le quedaba otra que avanzar en esos dichos. Estamos hablando de una persona, por el comisario preso Sergio David, que está imputado de ser el autor intelectual del crimen de un policía que estaba a su cargo, días antes de ser asesinado".

Comentarios