Policiales
Sábado 13 de Agosto de 2016

Investigan denuncia contra el jefe de policía provincial por "abuso de autoridad"

La presentación fue realizada por el letrado Luis Rossini en nombre del comisario Diego Gracioso y ya está en manos de la fiscal Anticorrupción y Violencia Institucional Karina Bartocci.

Un abogado de Santa Fe, en representación de un comisario, presentó una denuncia contra el titular de la policía, Luis Bruschi, a quien acusó de "abuso de autoridad por trasladarlo de destino en dos oportunidades en menos de un año y por fuera de lo que establece la ley".

La presentación fue realizada por el letrado Luis Rossini en nombre del comisario Diego Gracioso y ya está en manos de la fiscal Anticorrupción y Violencia Institucional Karina Bartocci.

Castigo. Según refirió Rossini en la radio Aire de Santa Fe, "Bruschi castiga a mi cliente por asesorar a un comisario a fin de que denuncie en Asuntos Internos irregularidades registradas en la comisaría de Montes de Oca". En ese sentido, el letrado sostuvo que Gracioso "ejercía como comisario en Las Rosas y fue trasladado a Cañada de Gómez primero y desde allí a San Lorenzo en un lapso de 30 días". Y remarcó que "el artículo 9 de la ley que regula la actividad policial indica que no se puede trasladar a un jefe por un lapso menor a un año, salvo causal justificada, y cuando Bruschi firma el segundo decreto de traslado comete un ilícito".

Consultado sobre los móviles que habría tenido el jefe de policía para cambiar los destinos de su cliente, el abogado manifestó que "Gracioso tuvo una conversación con un subordinado de apellido Cisterna quien le dice que en la comisaría de Montes de Oca (localidad que el 25 de julio fue escenario de un golpe comando en el que una banda copó la comisaría y robó una mutual) ocurren «cosas raras» y que «la policía hace la vista gorda». Ante ello mi cliente le pidió pruebas y cuando las vio le aconsejó que lo denuncie en Asuntos Internos. Cisterna lo hizo y luego, ante la fiscal Bartocci, reiteró los hechos. Cuando Bruschi tomó conocimiento de que el asesor de Cisterna había sido Gracioso lo castiga con traslados en vez de condecorarlo".

Abuso. El abogado sostuvo que "en un país normal, con una denuncia como ésta el jefe de la policía tendría que renunciar porque es quien firmó un acta que viola la ley y eso encuadra su accionar en el abuso de autoridad según lo establece el Código Penal".

Finalmente Rossini expresó que se presentarán como querellantes de la causa y manifestó su confianza en el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaron, de quien dijo que "seguramente tomará contacto con nosotros porque sabemos que trabaja bien", y adelantó que en tal circunstancia le pedirán "la destitución del jefe de policía".

Comentarios