la_region
Martes 14 de Junio de 2016

Inversión millonaria para defenderse de inundaciones

Es por $120 millones. Lifschitz dijo que en julio se licitan dos desagües en la capital provincial. Las tareas favorecerán a 13.500 familias.

El gobernador, Miguel Lifschitz, junto al intendente de Santa Fe, José Corral, firmaron ayer el acta acuerdo para la construcción de los desagües El Sable, en su primera etapa, y Mariano Comas de la capital de la provincia, en los que se invertirán 120 millones de pesos. Las obras beneficiarán a 13.500 familias.

Lifschitz señaló que "venimos a dar solución a un viejo problema de la ciudad de Santa Fe y de otros lugares de la provincia: el de las inundaciones por la crecida de los ríos o las lluvias que producen anegamientos por la falta de infraestructura", y agregó que "La ciudad creció desordenadamente y no hay desagües, nadie pensó que había que resolver los problemas hidráulicos y que iba afectar a familias. Por eso hemos puesto la prioridad en las obras de defensa contra las inundaciones y desagües en Santa Fe".

El gobernador remarcó que para afrontar el tema de las inundaciones en Santa Fe "es necesario tener un Plan Director donde estén incluidas todas las obras, estudiadas las cuencas, cómo se tiene que manejar el agua, hacia dónde se tiene que conducir, realizar los proyectos y los pliegos de licitación, para luego ejecutar las obras".

Lifschitz también se refirió al trabajo que se viene realizando desde años anteriores y sostuvo que "aspiramos a profundizarlo en estos cuatros años que me toca gobernar la provincia y al intendente (Corral) la ciudad, para que las transformaciones y los cambios en Santa Fe se vean, se toquen, sean concretos y mejoren la calidad de vida de los santafesinos".

Las obras. El desagüe El Sable (primera etapa) tiene una longitud de 1.064 metros con un conducto de caño doble de 1,20 metro de diámetro. Su plazo de ejecución es de 12 meses, beneficiará a 13 mil vecinos de la ciudad de Santa Fe y el presupuesto previsto es de 110 millones de pesos.

En el caso del desagüe Mariano Comas, que se encuentra dentro de la cuenca Unión, tiene una longitud de 557 metros, un plazo de ejecución de nueve meses, un presupuesto de 15 millones de pesos y una población beneficiada de 500 vecinos.

Rapidez. Lifschitz indicó que "estamos contentos por avanzar con estas dos obras, esperamos licitarlas en las primeras semanas de julio para que se realicen rápidamente, como otras obras que estamos pensando para el desarrollo, crecimiento, progreso y mejora de la calidad de vida de todos. Estamos trabajando activamente para acelerar la una burocracia estatal que siempre es muy pesada y lenta, apurando los tiempos para que las obras vengan, se inicien y terminen más rápido. Cada barrio y cada zona tiene sus necesidades y demandas, tenemos que priorizar correctamente y avanzar en las soluciones, que es lo que no hemos propuesto con el Acuerdo Capital que lo queremos plasmar en obras en toda la ciudad de Santa Fe".

A su turno, Corral dijo que "es un paso muy importante el que estamos dando en el marco del compromiso del Acuerdo Capital que realizamos con el gobernador Lifschitz, un acuerdo tomado frente a los santafesinos y que lo estamos llevando adelante".

El acto se concretó en la vecinal Mariano Comas y contó también con la presencia de los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y de Transporte e Infraestructura, José Garibay; los secretarios de Gobierno, Mariano Cuvertino, y de Recursos Hídricos, Roberto Porta, y el diputado provincial, Julio Garibaldi. En representación de la ciudad capital estuvieron el secretario de Gobierno, Carlos Pereira, y el presidente del Concejo, Leonardo Simoniello; además del vicepresidente de la Asociación Vecinal "Mariano Comas", Ramón Alvarez, entre otras autoridades.

Comentarios