Economía
Domingo 16 de Octubre de 2016

Inversión: menú variado

A cinco años la tasa en pesos es del 17% anual, a 7 años del 16% anual y a 10 años del 15,5% anual.

El gobierno argentino llevó adelante una serie de colocaciones exitosas en pesos que definieron una nueva curva de tasas a largo plazo. A cinco años la tasa en pesos es del 17% anual, a 7 años del 16% anual y a 10 años del 15,5% anual.

Si compramos estos bonos, los mantuviésemos en cartera, y reinvirtiéramos las utilidades todos los años, por cada $ 100 invertidos en el bono a 5 años, obtendríamos $ 220 al final de los 5 años. Con el bono a 7 años obtendríamos $ 283; y con el bono a 10 años $ 422,50.

Para tener una ganancia en dólares interesante con esta inversión, el tipo de cambio en 5 años debería estar menos de $ 34; a 7 años en menos de $ 43,80 y a 10 años en menos de $ 65,50.

Al gobierno le será muy difícil extender la curva de tasas en pesos, más allá de los 10 años. Daría la impresión que el riesgo argentino ha alcanzado un piso de tasa, muy difícil de perforar en torno del 15,5% anual. Mientras el gobierno en sus metas presupuestarias piensa tener una inflación de un digito en el año 2019, el mercado piensa que la inflación podría ser mucho mayor, o bien está demandando un premio muy alto por colocarse en pesos a tasa fija.

Si el gobierno tuviera éxito en su lucha con la inflación, estos bonos en pesos a 5, 7 y 10 años dejarían una ganancia brutal. Según las proyecciones del propio gobierno, en el año 2017 la inflación sería del 19,5% anual, y en el año 2018 del 15% anual, para desde allí en adelante comenzar a recorrer el camino de una inflación de un dígito anual. Esto implica que los bonos largos, perderían frente a la inflación los primeros dos años, para ganar los años restantes. Siempre hablando de la variable pesos.

El tipo de cambio fijado por el gobierno en el presupuesto nos muestra un valor promedio de $23,50 para el año 2019, que podría quedar en valores de $25 para fin de dicho año. Si el gobierno lograra una inflación de un digito para el año 2020 y 2021, el tipo de cambio podría llegar a estar $30 si invertimos en el bono en pesos a 5 años. Reinvirtiendo utilidades, la ganancia en dólares podría ser del 2,7% anual en dólares. En esta proyección nos convendría mucho más, comprar el Bonar 2021 que rinde el 4,53% anual en dólares.

Para que el bono a 5 años rinda igual que el bono en dólares a 5 años, el valor del tipo de cambio a diciembre de 2021 debería ubicarse en $ 27,50.

Conclusiones.

1 El mercado cree que el tipo de cambio quedara planchado, a cinco años vista lo esperan por debajo de $ 30.

2 Las tasas de corto plazo son elevadísimas, ya que las Lebac a 35 días rentan el 26,75% anual; a 8 meses el 23,8% anual, que luce muy atractiva.

3 La compra de un cheque avalado a 180 días paga una tasa del 26,5% anual, y a un año de plazo el 25,5% anual. La inflación y la devaluación no sería superior al 20% anual, lo que dejaría una tasa probable del 5,5% al 6,5% en dólares en 12 meses. Es la mejor inversión de mercado.

4 En un escenario en el que la Argentina verá una tasa de interés en pesos bajando considerablemente (unos 10 puntos en los próximos 24 meses); y un tipo de cambio muy planchado que sólo puede copiar la evolución de la inflación corrida, los activos podrían mostrar una suba en dólares muy interesante.

5 Con tasas de inflación de un digito a futuro, las acciones cotizantes en el mercado de valores deberían tener una relación precio utilidad de 15 años, esto haría que papeles ligados al sector financiero e inmobiliario, tendrían un escenario de suba muy importante en los próximos 24 meses, con un índice Merval objetivo en torno de los 25.000 puntos. La Bolsa argentina podría ser una de las que más suba en el mundo en los próximos años.

6 Con inflación y tasas en baja comprar un auto sería muy fácil, los planes de financiación abundarían, y lo que retrocedería es el valor de los autos usados.

7 Si la inflación cede, emergerá el crédito hipotecario, que hará bajar el stock de unidades inmobiliarias terminadas, y dispararía a la suba el precio de las propiedades en construcción. Sucedería lo inverso de lo que sucede en la coyuntura, donde hay ofertas de unidades terminadas a precios inferiores a los de construcción en pozo.

Lo mejor de la semana. El oro no se disparó a la suba, y el mundo sigue en un escenario estable. Agoreros abstenerse por ahora. La Bolsa de Brasil es la que más sube en el mundo 70% en dólares para el año 2016, argentina 24% anual en dólares.

Lo peor de la semana. Otra vez el índice de precios amenaza con crecer a niveles del 2,5% mensual.

Lo que preocupa. Hay claros signos de mejora en la actividad económica, pero siguen siendo insuficientes frente al duro ajuste del primer semestre.

Comentarios