Edición Impresa
Jueves 13 de Diciembre de 2012

Intimidades de una noticia

Los medios audiovisuales y los portales de internet sufren por la velocidad con que deben informar y eso, a veces, atenta contra la misma esencia de la información.

A lo largo del día una misma información puede cambiar radicalmente, modificarse en forma parcial o confirmarse tal como surgió. Esto ocurre porque se van perfeccionando los detalles y la rigurosidad de la noticia. Los medios audiovisuales y los portales de internet sufren por la velocidad con que deben informar y eso, a veces, atenta contra la misma esencia de la información. Pero son muy importantes porque pueden entablar una comunicación con la población casi en tiempo real.

Los diarios, en cambio, tienen a veces la ventaja de contar con algunas horas más para “trabajar” la noticia, dependiendo del horario en que se produzca. Algo parecido fue lo que ocurrió en la edición de ayer de este diario cuando en la tapa se tituló: “Binner dice que Lifschitz es el candidato obligado del socialismo” en 2015 para la Gobernación. En realidad, durante todo el día, circulaban por internet declaraciones de Binner donde decía que para él Lifschitz era el candidato “natural” de su partido, cosa que había negado el gobernador Bonfatti a LA CAPITAL el último domingo. De esa manera se producía un contrapunto entre Binner y Bonfatti.


Para verificar los dichos de Binner, se le pidió a la sección Política que lo consulte personalmente al ex gobernador y que obtenga esas declaraciones de primera mano. En esos casos siempre se corre el riesgo de que afirmaciones hechas más temprano sean relativizadas porque el personaje en cuestión advierte que sus dichos causaron mucho revuelo e intenta bajarle el tono.

Fue así que a un cronista de la sección Política se le encomendó especialmente esa tarea, que realizó, precisamente esa noche, cuando Binner presentó en público un programa partidario. A esa altura, la tapa del diario estaba avanzada pero a la espera de la confirmación o desmentida de Binner sobre la candidatura de Lifschitz. Si lo reafirmaba iría en tapa, caso contrario la información perdía su esencia. Casi a las diez de la noche el cronista confirmó la noticia y fue mucho más allá, porque Binner redobló la apuesta al decir que Lifschitz no sólo era el candidato “natural”, sino el “obligado” del partido. Ese fue el título de tapa y con la información confirmada y perfeccionada

 

Comentarios