Educación
Sábado 22 de Octubre de 2016

Interpretación dual de las evaluaciones

Los escollos que plantea la evaluación durante los procesos de aprendizaje están harto discutidos.

Los escollos que plantea la evaluación durante los procesos de aprendizaje están harto discutidos. El diagnóstico tanto para docentes como para los mismos alumnos, como una foto que nos revela en qué lugar estamos parados dentro del recorrido de enseñanza de los contenidos establecidos, es algo ineludible para cualquier pensamiento moderno (y posmoderno) de educación.

Encontramos, a veces, pequeños tesoros en esta herramienta imprescindible llamada internet y recomiendo, para interpretar aún mejor el por qué de las evaluaciones, el texto de Emilio Zebadúa González (*) "¿Para qué sirven las evaluaciones educativas?". Polémico en sus conceptos, pone en discusión las necesidades del sistema económico mundial y nacional mexicano con los contenidos que se transmiten a los niños y jóvenes.

A pesar de las diferencias de concepto y de fondo desde lo ideológico que podamos tener con este centroamericano, nos ayuda a interpretar lo que se piensa no solo de los exámenes cotidianos de la educación media y primaria, si no que pone en tensión las evaluaciones internacionales para comprender dónde nos encontramos parados como país ante los embates de la globalización. Seguramente movilizará los pensamientos sobre los contenidos culturales y patrióticos, por sobre las necesidades de empresas multinacionales, con una mirada desde la perspectiva mexicana del conflicto.

Confronta, incluso, entre las necesidades burocráticas de los procesos de aprendizaje y las instancias creativas de los estudiantes. Parte de la base de que ambas son necesarias en la formación académica para poder ser parte del cruel sistema económico en el que nos toca vivir. Lo recomiendo para alterar lo que pensamos, y para seguir discutiendo por qué las pruebas Pisa o el Operativo Aprender son buenas o malas, sirven o no sirven, paralelizando lo que explica Zebadúa.

(*) Emilio Zebadúa González es licenciado en economía y en derecho, además de doctor en gobierno y en derecho por distintas universidades mexicanas. También político mexicano, que fue diputado por el Partido de la Revolución Democrática. En 2006 fue candidato de Nueva Alianza a la gobernatura de Chiapas y fue presidente de la fundación SNTE.

Comentarios