Policiales
Miércoles 13 de Julio de 2016

Interceptan y amenazan desde un auto al juez federal de Reconquista

Aldo Mario Alurralde fue intimidado la madrugada del sábado cuando volvía a su casa por la ruta 40. Sospechan que fue por las causas a su cargo.

El juez federal de Reconquista Aldo Mario Alurralde fue amenazado con un arma de fuego cuando regresaba a su casa en auto y le apuntaron desde otro vehículo que se le puso a la par en medio de la ruta. El incidente ocurrió el sábado a la madrugada y obligó al magistrado a permanecer el fin de semana con custodia en su domicilio. "Si buscaban amedrentarme no lo lograron", dijo a distintos medios de prensa el funcionario, que integra un tribunal de juicio oral por una causa de lesa humanidad en la provincia de Chaco e investiga varios casos de narcotráfico en el norte santafesino.

La intimidación ocurrió a las 3.30 de la madrugada del sábado en un tramo de la ruta provincial Nº 40, que une Reconquista con la localidad de Nicanor Molina. Alurralde se dirigía a su casa en su auto particular luego de participar de una cena en el Club de Leones con motivo del Bicentenario de la Independencia.

A la par. "De pronto veo que se me aparece en la ruta un vehículo y no sabía cuál era la situación. Entonces disminuyo la velocidad para que me pase, pero se queda a la par, bajan la ventanilla del acompañante y aparece un brazo con un arma que de modo oscilante empieza a apuntar al capó y a la rueda delantera de mi auto", relató Alurralde, quien vive en la zona rural de Reconquista, a unos 20 kilómetros de la capital del departamento General Obligado.

La amenaza fue cometida por al menos dos personas que iban en un auto oscuro, de cuatro puertas y con vidrios polarizados. El magistrado aceleró para salir de la línea de tiro pero el vehículo, en lugar de seguirlo, "frenó, dio un giro y regresó hacia la ciudad", contó el magistrado.

El juez contó que esa tarde la custodia que tiene en su domicilio a cargo de Gendarmería Nacional había visto un "vehículo sospechoso" cerca de su casa, pero "cuando intentaron identificarlo salió raudamente".

"Es la primera vez que me amenazan con un arma. Nunca viví una experiencia así. Quiero transmitir que no van a cambiar mi criterio y mi forma de ser. Voy a seguir trabajando en las causas que tengo", planteó Alurralde, quien además de atender desde hace siete años su despacho en Reconquista actúa como subrogante en el juzgado federal de primera instancia de Roque Sáenz Peña, Chaco. Allí integra el tribunal que juzga una causa contra miembros de la policía y el ejército chaqueños por actos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar.

Otras causas. También fue uno de los jueces del tribunal oral que en septiembre del año pasado condenó a altas penas a cinco acusados de contrabandear una tonelada de cocaína a Portugal y España en la causa conocida como "Carbón Blanco".

La semana pasada el juez ordenó, a pedido del Ministerio Público Fiscal Federal, un allanamiento a la Universidad Nacional del Chaco Austral ante una denuncia por irregularidades efectuada por la diputada provincial de Cambiemos Ana María Canata. "A estar de lo que conozco, no creo que tenga que ver con causas que tramito en Reconquista. El mensaje es muy claro, me quieren amedrentar, y eso habla que se trata de alguna investigación que estamos llevando adelante", expresó el juez, quien solicitó un refuerzo de su custodia. El incidente generó repudios y expresiones de solidaridad para con el magistrado de distintas autoridades políticas y judiciales.

Comentarios