AFA
Domingo 20 de Noviembre de 2016

Instantáneas del Muñeco

EL DT millonario opinó además de los jugadores de Central, la crisis en la AFA, la selección y las críticas hacia Bauza.

LOS ELOGIOS PARA CERVI, LO CELSO Y MONTOYA: "A los tres los mencioné en su momento porque realmente me gusta cómo juegan. Me encanta esa clase de jugadores. Hace algo más de un año veía que Central era un equipo que funcionaba bien, pero que tenía estos jugadores que se destacaban. En el fútbol argentino, hoy más que nunca, la diferencia en el juego es tan acotada que todo está muy parejo y se juega tan friccionado que se requiere de mucha aplicación táctica y física. Por eso cuando aparecen jugadores de las características de Cervi, Lo Celso y Montoya llama la atención. Estos jugadores aparecieron en los últimos años y por suerte pudieron sostener el rendimiento".

LA CRISIS EN LA AFA Y EL MOMENTO DE LA SELECCION ARGENTINA: "Lo que pasa en la selección nacional no le escapa a lo que se está viviendo en el fútbol argentino. Tal vez sorprenda la medida que tomaron los jugadores de no hablar más con la prensa. Pero el verdadero foco o la problemática no está ahí. El tema es mucho más profundo. Entonces, cuando hay una confusión o no hay una unidad dentro de la institución madre del fútbol argentino, a partir de ahí puede pasar cualquier cosa. Lo que ocurre es que creemos que la selección o el equipo es una isla y no es así. En los últimos años Messi, como estandarte, nos dio la oportunidad de posicionarnos de nuevo en el primer plano internacional y así pudimos jugar otra final del mundo. Pero después de todo eso, está claro que existe una grieta que se abrió hace un tiempo y todavía no solucionamos. Seguimos peleándonos por intereses personales y no hay una definición de lo que realmente queremos como organización. Hay un problema mucho más importante si los jugadores toman la decisión de hablar o no con la prensa, o si se juega el próximo partido en la cancha de River o la de Boca. Esas son las pelotudeces que ocupan espacio para desenfocarnos de lo verdaderamente importante. Por eso digo que el juego de la selección no está ajeno a lo que nos pasa. Tampoco le escapa a lo que nos pasa socialmente como país. También es fácil criticar a jugadores que hace mucho tiempo que no viven en nuestro país y son muy respetados en los equipos de Europa en los que juegan y que siguen viniendo para ponerle el cuerpo a la selección. Después será cuestión del entrenador conformar un grupo que esté convencido para encarar lo que viene, que es nada menos que jugarse la clasificación a un Mundial. En los últimos tiempos se produjeron cambios muy abruptos porque no hubo gente que tomara las decisiones en la AFA. Todo era un quilombo total. Creo que nos dimos cuenta a tiempo para empezar a salir de esto cuando Messi dijo, tras perder la final de la Copa América Centenario, que no venía más. Recién ahí nos dimos cuenta del valor que tiene futbolísticamente Messi para nosotros y como figura. Si no pasaba eso también lo hubiéramos seguido atacando a Messi para que al final no viniera más. Ahora atacamos todo el entorno de la selección. No me parece que esté mal que se diga si la selección juega bien o mal. La problemática de la selección es más de base y luego salpica al resto. Sería muy injusto de mi parte decir que esta selección me gusta cómo juega para quedar bien. Generalmente no me gusta opinar de los demás equipos, pero en este caso digo lo que veo. En los últimos partidos no jugó bien y los resultados están a la vista. Muchas veces cuando un equipo muestra cosas y no se le dan los resultados, uno cree que en algún momento esto se va a revertir. Ojalá que el triunfo contra Colombia y el tiempo que tiene el técnico hasta marzo, cuando enfrente a Chile, sirva para evaluar situaciones y bajar un mensaje para hacerse fuerte en eso. No es fácil, pero si hay algo que tiene nuestro país es la riqueza y la calidad de los futbolistas.

LAS CRITICAS HACIA BAUZA: "Son las reglas del juego. Aquel que no esté preparado para eso no puede estar. Después podemos discutir si las críticas son justas o no, si hay mala intención en algunos sectores o si son objetivas o no, pero la exposición que tiene un entrenador en la selección argentina o los que dirigen los clubes de mayores exigencia hace que siempre los vayan a criticar".

LA MEDIDA DE LOS JUGADORES DE LA SELECCION DE NO HABLAR MÁS CON LA PRENSA: "Tenía 22 años cuando nosotros tomamos la medida de no hablar más con la prensa durante el Mundial 98, pero hoy pienso de otra manera. Además, los tiempos cambiaron y, si bien parece que la decisión es parecida, no creo que haya puntos de comparación porque los jugadores no son los mismos. Además, las mentalidades no son las mismas y el escenario que existe en el mundo tampoco. Tampoco me gusta opinar mucho del tema porque hay que estar involucrado para saber cómo accionar. En este caso no estoy involucrado y los jugadores de la selección tendrán su pensamiento o una idea para saber si lo que hicieron está bien o mal".

Comentarios