Edición Impresa
Sábado 02 de Agosto de 2014

Inmobiliario rural, con menor peso en Santa Fe

La Secretaría de Ingresos Públicos subrayó la escasa participación del tributo en relación con otras provincias.

Desde 2010, cuando todas1397645907las1397645907provincias1397645907argentinas comenzaron a incrementar masivamente la percepción de los tributos propios,1397645907a través de sucesivas reformas tributarias1397645907(Córdoba,1397645907Buenos Aires1397645907y1397645907Ciudad1397645907Autónoma de Buenos Aires,1397645907con1397645907dos y hasta tres reformas consecutivas),1397645907Santa Fe sólo logró1397645907una norma disminuida en sus alcances. Sólo una actualización de1397645907algunos valores en el1397645907impuesto inmobiliario y algunas alícuotas de ingresos brutos para el período fiscal13976459072014, pese a haber enviado a la Legislatura e insistido con proyectos de reforma tributaria en los años 2009 y 2010.

Así lo expresa un informe elaborado por la Secretaría de Ingresos Públicos de Santa Fe, el cual detalla el escenario tributario santafesino, se precisan algunos detalles:

impuesto Inmobiliario. El monto percibido anualmente1397645907del impuesto inmobiliario, que grava los bienes patrimoniales,1397645907no llega al 10 por ciento (8,45 por ciento)1397645907sobre la totalidad de los recursos propios, mientras que en los años 1999 y13976459072000,1397645907representaba un 22 por ciento1397645907sobre el1397645907total de1397645907recursos.1397645907Cabe aclarar, que este impuesto se1397645907coparticipa a municipios y comunas en un139764590750 por ciento.

Por otra parte, Santa Fe es la única provincia que no ha hecho un revalúo de los valores de sus inmuebles, tanto de los rurales como de los urbanos (cuyas valuaciones datan del año 1996). Sólo se logró modificar las valuaciones fiscales para el impuesto inmobiliario rural _tan sensible para que sean alcanzados por el impuesto sobre los bienes personales_, en lo que significa, a valores actuales, apenas un 5 por ciento de cualquier valor de referencia sobre valores de mercado de la mejor hectárea productiva de la provincia.

Así, la diferencia entre el valor fiscal de un inmueble (que se utiliza de base de cálculo del impuesto inmobiliario) y el valor de referencia del inmueble en el mercado, es de 25 veces para un inmueble rural (es el caso de uno cuyo valor de transacción en el mercado es de 160.000 pesos, el valor fiscal actual de base de cálculo para el impuesto es de 6.160 pesos), y hasta 18 veces en uno urbano.

Con respecto a otras provincias con características territoriales similares a las de Santa Fe, mientras que ésta tiene un valor de emisión del impuesto inmobiliario rural cercano a los 600 millones de pesos anuales; Córdoba, alcanza los 1.300 millones anuales y Entre Ríos los 750 millones anuales de emisión. Es de destacar que la Santa Fe logra ese valor de emisión por haber creado el adicional a los grandes propietarios de inmuebles rurales, que representa el 30 por ciento de la emisión del valor manifestado.

En tal sentido, es importante aclarar que Santa Fe posee 12,5 millones de hectáreas; Córdoba 14,5 millones y Entre Ríos 7,5 millones. Esto da cuenta de que el promedio simple por hectárea de impuesto inmobiliario rural recauda: 48 pesos por hectárea al año en Santa Fe; 100 pesos por hectárea al año en Entre Ríos; y 89,54 pesos por hectárea al año en la provincia de Córdoba.

Finalmente, a este escenario cabe sumar que Santa Fe es una de las pocas provincias argentinas que no cobra  ingresos brutos a la producción primaria. Entre Ríos, en tanto, desde 2014 cobra una alícuota del 1 por ciento. Con una cuota similar a la de Entre Ríos, Santa Fe podría generar recursos por alrededor de 700 millones de pesos anuales.

Comentarios