Policiales
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Ingresó baleado a un hospital y quedó detenido por un crimen

Un joven de 20 años que ingresó baleado al Hospital Centenario quedó arrestado como sospechoso por el homicidio de Leonardo Maximiliano Maciel, un hombre asesinado el viernes pasado en el barrio 7 de Septiembre.

Un joven de 20 años que ingresó baleado al Hospital Centenario quedó arrestado como sospechoso por el homicidio de Leonardo Maximiliano Maciel, un hombre asesinado el viernes pasado en el barrio 7 de Septiembre. Fuentes policiales lo identificaron como Jorge S., que ayer permanecía internado en calidad de detenido y mañana sería imputado por el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte, a cargo de la investigación del asesinato.

Según los voceros policiales y judiciales consultados, ayer al mediodía efectivos de la comisaría 20ª fueron avisados de que el lunes había ingresado al Centenario un hombre baleado en inmediaciones de Cullen y Génova.

Las fuentes indicaron que Jorge S. aseguró que había sido atacado a tiros por familiares de Maciel, quien fue asesinado el pasado 29 de septiembre en Donado y Ayala Gauna.

Los investigadores establecieron que el joven baleado podría haber sido el autor del homicidio de Maciel y también de los balazos que agredieron a Emanuel R., un primo de Maciel herido en Colombia y Apipé, a unas siete cuadras de la escena del crimen.

Jorge S. presentaba una herida de bala en el brazo derecho que le provocó una fractura y fue derivado a cirugía. Los investigadores comenzaron una serie de averiguaciones sobre las causas de la agresión a Jorge S. y así determinaron que él sería sospechoso de la muerte de Maciel y de los tiros a Emanuel R.

Emboscada. Maciel fue asesinado pasadas las 23.30 del viernes último en Donado entre Ayala Gauna y Martínez Estrada. El joven de 26 años se aprestaba a estacionar su Renault Kangoo, donde se encontraba junto con su pareja Soraya A., de 32 años, y sus tres hijas. En ese momento apareció en escena una moto Honda Tornado con dos ocupantes que empezaron a disparar a mansalva.

Maciel alcanzó a salir del auto y cayó muerto de al menos cinco disparos. Por su parte, la mujer sufrió el roce de una bala y las niñas —una de 12 años y dos mellizas de 5— resultaron ilesas.

Tanto el hombre asesinado como su pareja contaban con antecedentes delictivos.

Comentarios