Edición Impresa
Sábado 23 de Noviembre de 2013

Informática, una materia necesaria

La necesidad de un espacio dedicado a esta enseñanza para aprovechar mejor con los alumnos las tecnologías que habitan las aulas

Reducir la brecha digital que existe en la sociedad es un compromiso que, como país, se debe asumir responsablemente en lo inmediato. Hace, por lo menos, 25 años que en las escuelas hay computadoras, adquiridas por diferentes medios (compradas a través de la cooperadora o por donaciones de particulares o empresas privadas). La tecnología se instaló en nuestro sistema educativo mucho antes del aluvión de netbooks de estos últimos 3 años. Pero, ¿cuál fue el impacto que produjo en las prácticas docentes? Salvo algunas excepciones, muy poco. Queda mucho que ajustar, corregir, evaluar y reorganizar por parte de todos los actores involucrados en el proceso educativo para una verdadera inclusión digital.

Actualmente, la inversión en dispositivos tecnológicos por parte del gobierno con programas nacionales y provinciales es enorme. Pero eso no asegura una nueva escuela, sino una escuela llena de computadoras que, en algunos casos, sólo se usan para ver videos o escribir un texto. El cambio es más profundo y no conviene permanecer al margen. Hemos llegado a un punto en el cual ya no nos preguntamos si debemos integrar o no la tecnología a la educación. Hay que acompañar la inversión tecnológica con inversión pedagógica que le dé sentido a la primera.

Hoy, ver cómo se equipa a las escuelas con netbooks, wifi y pizarras digitales es impactante; pero es necesario, para aprovechar todos esos recursos, realizar una inversión en recursos humanos que le dé el valor real a la tecnología. ¿Cómo? Con horas de Informática dentro de la currícula, con profesores capacitados a cargo y personal de mantenimiento técnico para que los recursos funcionen todos los días, porque hay miles de netbooks en manos de los alumnos pero no existe una materia donde se enseñe a usarlas.

Espacio propio. Para que los alumnos sepan utilizar y aprovechar la tecnología debe existir un espacio curricular para enseñar informática en forma sistemática y gradual, donde los alumnos aprendan a programar, a utilizar recursos de la web 2.0, a editar videos, a diseñar; es decir, a ser usuarios activos que sepan crear con tecnología y no meros consumidores.

Uno de los puntos de partida podría ser reabrir los profesorados de informática (cerrados a fines de los 90 en la provincia de Santa Fe) para tener docentes preparados. Docentes con competencias digitales, capacitados para afrontar los cambios vertiginosos que imponen las tecnologías del siglo XXI, que les posibiliten a los alumnos apropiarse de un entorno tecnológico de trabajo, que manejen contenido específico de un área (informática/computación) con actitud positiva en el uso de los recursos (celulares, tablet, pizarra digital, kinect, etcétera) para estimular en los alumnos el aprendizaje, la colaboración y para que luego lo puedan aplicar en las demás áreas, para el estudio y su vida fuera de la escuela.

Desafío. ¿El sistema educativo está preparado para ese cambio? Yo creo que sí. Formar ciudadanos activos en la era digital, futuros adultos eficaces para desarrollarse en una sociedad informatizada, es el desafío de la educación del siglo XXI; y desde el Ministerio de Educación se está trabajando para el cambio que imponen las nuevas tecnologías, aunque, incomprensiblemente, informática como materia sigue ausente en los diseños curriculares.

Hay mucho que debatir en cuanto a las políticas de implementación de los programas de alfabetización digital y a la enseñanza de los contenidos de informática/computación. Hay que seguir planificando nuevas estrategias para conseguir los mejores resultados. Siempre con una mirada crítica, basada en el día a día del trabajo en el aula y con el compromiso pleno de adecuar la educación digital para una nueva escuela.

El ex ministro de Educación de la Nación Juan Carlos Tedesco, en 2010, decía lo siguiente respecto de la incorporación de informática como materia: "...Tendríamos que pensar, efectivamente volver a debatir, si esto es un contenido transversal o tiene que ser una materia específica..." "...No sé si podemos descartar tan fácilmente la idea de que no sea una materia desde la escuela primaria donde se enseñe efectivamente a manejar el dispositivo...".

Informática debe estar presente como materia curricular en la educación primaria y secundaria. No podemos seguir ignorando esta realidad.

(*) Profesora de informática educativa

Comentarios