Femicidio
Martes 11 de Abril de 2017

"Yo tengo corazón", dijo el gemelo del detenido por el crimen de Micaela

El gemelo de Sebastián Wagner, acusado de haber cometido el crimen de Micaela, consideró ayer que su hermano "no tendría que salir más de prisión".

El gemelo de Sebastián Wagner, acusado de haber cometido el crimen de Micaela, consideró ayer que su hermano "no tendría que salir más de prisión".

Maximiliano Wagner advirtió que su hermano "no tenía que estar libre porque una persona así no está bien. No tiene que salir más". Aseguró que con su hermano hace como "tres años" que no tiene contacto. "Soy parecido, pero tengo otro corazón", remató.

Maximiliano, al quien su hermano intentó involucrarlo en un violación por la que lo acusaron aunque no llegaron a condenarlo, ratificó que fue la madre de ambos la que ayudó a la Policía a detenerlo en el distrito bonaerense de Moreno, donde la mujer reside.

"Mi madre lo entregó. Ella tenía una casita y él apareció por la noche. Creo que la tenía amenazada. l andaba armado", relató Maximiliano.

Para el hombre, Sebastián Wagner sólo puede estar en prisión para no causar más daño. "Mi hermano tendría que estar preso. La pena de muerte no se la deseo a nadie, pero que no salga más", advirtió "Una persona así es mejor que siga presa. Nunca sabés cuándo lo puede volver a hacer".

Maximiliano Wagner vive en Concepción del Uruguay (Entre Ríos), trabaja como repartidor de bebidas en esa ciudad, y ayer habló por primera vez del tema: "No entiendo cómo le demostró al juez que estaba bien para salir de la cárcel. Tendría que estar preso. La pena de muerte no se la deseo a nadie, pero que no salga más. Una persona así no tiene que estar con la gente porque no sabes cuándo puede volver hacer algo así".

"Hace como tres años que no lo veo ni tengo contacto. No tenía noticias de él hasta que me enteré de lo que pasó. Cuando me enteré, me di cuenta de que tenía el teléfono pinchado, así que ahí se van a poder dar cuenta de que yo no hablaba con él", dijo el joven.

"Yo tenía relación con él pero no mucha. Lo acompañé a la comisaría como dos o tres veces y al penal fui a verlo una vez pero no me daban ganas de verlo. No me hacía bien. Las veces que he ido a verlo, no tocábamos el tema. Iba a tomar unos mates, le contaba de mi vida. A mí no me gustaba hablar de eso, son cosas muy de él", agregó el joven, que dijo tener fluida relación con su madre.

Comentarios