Información Gral
Miércoles 02 de Agosto de 2017

Vivía hacía meses con los cadáveres de sus padres en su casa

Padece esquizofrenia. Lo descubrieron porque contó a un policía que sus padres estaban muertos en su casa, de la localidad bonaerense de Florida

Un hombre con esquizofrenia vivía en una casa de la localidad bonaerense de Florida con los cadáveres de sus padres, fallecidos al menos hace seis meses y un año, informaron ayer fuentes policiales tras hallar los cuerpos de la pareja.

El hecho se descubrió anteanoche en una vivienda de Agustín Alvarez al 1500, de la localidad de Florida, partido bonaerense de Vicente López, donde la policía encontró los cadáveres de un matrimonio en estado avanzado de descomposición.

La investigación se inició a raíz de que el hijo de la pareja, Roberto Princic, de 43 años, paciente con esquizofrenia, debió ser llevado al hospital de Vicente López por una agresión en la calle y al ser consultado sobre cómo podían dar con su familia, respondió que sus padres estaban muertos en su casa.

"A pesar de su cuadro psiquiátrico, el hombre les dijo a los médicos que él convivía con sus padres muertos", dijeron fuentes policiales.

La respuesta de Princic hizo que los médicos denunciaran el caso a la policía y que interviniera el fiscal de Vicente López en turno, Martín Gómez, quien ordenó el allanamiento de la vivienda de Agustín Alvarez al 1500.


69152544.jpeg.thumb.jpg
increíble. Vivía con sus padres muertos en su casa de Alvarez al 1500.
increíble. Vivía con sus padres muertos en su casa de Alvarez al 1500.

Allí, efectivos de la policía encontraron los cadáveres de una pareja, cuyos integrantes fueron identificados como Eugenio Roberto Princic, de 80 años, y su esposa María Elena Guido, de 79.

Fuentes policiales precisaron que el cuerpo del hombre "en evidente estado de descomposición y casi en estado esquelético, estaba al costado de una cama, tirado boca abajo y vestido". Asimismo, informaron que el cadáver de la mujer fue encontrado en otra habitación de la vivienda "recostado sobre una cama, pero con los pies apoyados en el piso, y cubierta con una frazada".

El fiscal Gómez ordenó que los cadáveres fueran llevados a la morgue para ser sometidos a autopsias y determinar en forma fehaciente las causas de muerte, mientras dispuso que el hombre fuera asistido en un instituto psiquiátrico.

Fuentes de la Policía Científica dijeron a la prensa que las primeras pericias revelaron que ambos integrantes de la pareja murieron en distintas fechas, en un lapso estimado entre seis meses y un año.

Asimismo, indicaron que en la vivienda no hay signos de violencia, por lo que la hipótesis principal de los investigadores es que la pareja murió por causas naturales y que el hijo no reportó los decesos por su cuadro psiquiátrico.

Los investigadores dijeron que el allanamiento a la vivienda permitió establecer que el hijo de la pareja dormía en una habitación contigua a la que fue encontrado el cuerpo de su madre.

En tanto, vecinos de la familia Princic manifestaron a la prensa que el hijo del matrimonio hallado muerto "casi ni hablaba" con la gente del lugar y que era de salir poco de la vivienda.

Una mujer, llamada Ruth, dijo al canal C5N que "hacía al menos un año" que no sabían nada de la pareja y que hasta pensó que se había mudado. Al ser consultada sobre el hijo del matrimonio, la mujer respondió: "Sabíamos que tenía un problema psiquiátrico y que el padre le tenía miedo porque no sabía qué reacción podía tener. Era una relación rara, porque el muchacho no está bien".

Comentarios