Información Gral
Martes 26 de Septiembre de 2017

Una piloto paraguaya renunció por acoso sexual

"Mi mayor pecado fue haber nacido mujer" dijo Ruiz, quien consiguió la licencia como piloto comercial en 1998 luego de trabajar como azafata y recibir autorización para pilotar vuelos domésticos.

La primera mujer piloto paraguaya, Letizia Ruiz, renunció ayer a su cargo en una compañía comercial privada donde trabajó 22 años, cansada del acoso sexual, la discriminación y las amenazas, según denunció publicamente en una carta en las redes sociales.

"Mi mayor pecado fue haber nacido mujer" dijo Ruiz, quien consiguió la licencia como piloto comercial en 1998 luego de trabajar como azafata y recibir autorización para pilotar vuelos domésticos.

En su carta, la mujer denunció desigualdad de género, asedio moral, acoso sexual, discriminación, bullying, maltratos verbales y físicos, mentiras y persecuciones.

"Soy comandante y madre también. Cuando llego a casa comienza mi verdadero trabajo. La mujer es la mejor administradora del mundo y no hay empresa tan complicada como el hogar", había dicho recientemente en una entrevista esta mujer, casada y madre de dos hijos.

Cuando era joven, Ruiz soñaba con ser astronauta pero fue desanimada por uno de sus hermanos, quien le advirtió que para seguir esa carrera debería haber nacido en Estados Unidos.

"Toda mi vida es fruto de una mujer paraguaya que luchó por su sueño de igualdad. Tengo la bendición de haber hecho historia en la aviación y abriendo el camino para muchas otras" mujeres, dijo cuando fue condecorada en el Congreso por su trayectoria, hace dos años.

En la carta renuncia de hoy, agregó: "Si resistí durante estos 22 años lo hice por mi pasión, pero mi cuerpo no pudo más aguantar el repudio, amenazas y más".

"Más allá de la muerte, seré siempre la Comandante Letizia", dijo.

Comentarios