Información Gral
Jueves 23 de Febrero de 2017

Una mujer murió tras extraviarse en los médanos de una zona de Villa Gesell

Una mujer de 64 años que veraneaba en el partido bonaerense de Villa Gesell fue encontrada sin vida en la noche del martes en una zona de grandes médanos, donde se había extraviado horas antes junto a una amiga, luego de que el vehículo en el que se desplazaban se encajara en la arena, informaron fuentes municipales y policiales.

Una mujer de 64 años que veraneaba en el partido bonaerense de Villa Gesell fue encontrada sin vida en la noche del martes en una zona de grandes médanos, donde se había extraviado horas antes junto a una amiga, luego de que el vehículo en el que se desplazaban se encajara en la arena, informaron fuentes municipales y policiales.

Julia Mercedes Sánchez, residente de la localidad bonaerense de Villa Ballester, había salido a recorrer en camioneta junto a una amiga en el barrio Chacras del Mar, 12 kilómetros al sur del centro de Gesell, donde se hospedaban desde el último viernes.

Las dos mujeres se desplazaban en una camioneta Renault Duster, de tracción simple, y el vehículo se encajó en la arena al salirse de uno de los senderos de esta zona agreste, poco después de las 15, por lo que decidieron bajarse y buscar ayuda a pie.

"Al parecer, Sánchez se vio afectada por la temperatura que superaba los 35 grados, y después de caminar un rato se quedó sentada a un costado de un médano, mientras que su amiga decidió continuar sola en búsqueda de ayuda y tratar de alcanzar nuevamente el barrio, distante a casi dos kilómetros", explicó a Télam el secretario de Seguridad de Gesell, Juan Manuel Cadena.

Alrededor de las 16.30, el marido de Sánchez, que veraneaba con ellas en Chacras del Mar, comenzó a buscarlas por su cuenta, preocupado por el tiempo que tardaban en regresar, y a las 18 avisó a la policía.

En las primeras tareas del rastrillaje que hicieron policías y bomberos con camionetas y cuatriciclos fue localizada la amiga de Sánchez. La mujer, en estado de shock y muy agotada por el calor, aportó información sobre la ubicación de su amiga y el vehículo, pero ella no estaba en el lugar en el que se habían separado.

Voceros comunales indicaron que recién a las 21.30 fue hallada sin vida por un bombero de Mar Azul, en un bajo entre dos médanos, tras seguir el rastro que indicaban los perros utilizados en el operativo.

"El cuerpo estaba a 1.500 metros del auto y a una distancia similar de la ruta 11", informaron fuentes policiales, y según los primeros peritajes, la mujer llevaba más de una hora muerta.

La fiscal de turno, Verónica Zamboni, ordenó la realización de la autopsia para determinar las causales de muerte.

Comentarios