Información Gral
Viernes 13 de Octubre de 2017

Una bibliotecaria logra dos días de licencia para cuidar a la perra enferma

Una bibliotecaria italiana que dice que su perra setter inglés es miembro de su familia, ha ganado el derecho de obtener licencia por enfermedad para cuidar de su mascota sin tener que usar sus días de vacaciones.

Una bibliotecaria italiana que dice que su perra setter inglés es miembro de su familia, ha ganado el derecho de obtener licencia por enfermedad para cuidar de su mascota sin tener que usar sus días de vacaciones.

El grupo promotor del bienestar animal LAV dijo que ayudó a convencer a la Universidad La Sapienza que le diera dos días de licencia por enfermedad de familiar para atender a Cucciola, de 12 años.

La mujer dijo que Cucciola se recupera de una operación por tumor de seno y un problema de laringe.

La mujer, que es soltera y no tiene un familiar que la ayude con su mascota, pidió que no se la identifique.

Adoptó a Cucciola, a quien encontró abandonada en un parque.

La mujer necesitó dos días para que Cucciola fuera atendida de urgencia y para los cuidados post-operatorios.

Multa de diez mil euros

El argumento para lograr que la universidad computara esos dos días como licencia paga fue que el Código Penal italiano establece una pena de "hasta un año de prisión y una multa de diez mil euros a quien abandone a su animal o lo deje sufriendo gravemente".

La medida fue apoyada jurídicamente por LAV, una asociación protectora de animales de ese país, y puede sentar un precedente. El presidente de LAV, Gianluca Felicetti, dijo que el caso sienta precedente, y cualquiera que obtenga un certificado de veterinario puede gozar del mismo beneficio. Según LAV, La Sapienza aceptó la petición inmediatamente. Felicetti aseguró: "Es un nuevo paso adelante significativo que demuestra que aquellos animales que no tienen una finalidad lucrativa o productiva son, a todos los efectos, miembros de la familia".

Según dijo, cualquier italiano que obtenga un certificado emitido por un veterinario podría obtener el mismo beneficio.

En Italia, según estimaciones, hay unos siete millones de perros. Uno de ellos es Cucciola, a quien su dueña adoptó luego de encontrarla abandonada en un parque.

Comentarios