Femicidio
Domingo 09 de Abril de 2017

Un violador serial, liberado por un juez, mató a Micaela García en Gualeguay

El cuerpo de la joven fue hallado en un campo: estaba sin ropa y en estado de descomposición. El asesino había salido de la cárcel ocho meses atrás.

Micaela García, la joven de 21 años que estaba desaparecida desde hacía una semana, cuando salió de un boliche, fue encontrada asesinada ayer entre pastizales en la ciudad entrerriana de Gualeguay, a siete kilómetros de la ruta nacional 12 y a ocho de donde se había hallado el viernes su ropa.

El hallazgo se produjo a las 11.30 en la Estancia Seis Robles, en una zona arbolada de difícil visibilidad desde la calle y camino al paraje rural de González Calderón, donde la víctima estaba desnuda y en un avanzado estado de putrefacción que, en principio, no permitió establecer cómo la mataron.

El jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, aseguró que el principal sospechoso del crimen, Sebastián Wagner (30), detenido el viernes en la localidad bonaerense de Moreno, "no dijo nada" acerca del lugar dónde se encontraba el cuerpo y que lo ubicaron en base a cámaras de seguridad obtenidas en las últimas horas que "reconstruyeron" el recorrido que hizo tras interceptar a la joven.

Según Maslein, a esto "se sumaron testimonios de vecinos de la zona" y "un can de rastro en tema cadavérico ubicó el lugar", situado a ocho kilómetros de donde ayer se halló una sandalia, un short animal print y un manojo de llaves de la víctima.

Al momento del crimen, Wagner estaba en libertad porque no terminó de cumplir una condena a nueve años de prisión por dos violaciones ocurridas en Gualeguaychú y además porque el juez de ejecución penal Carlos Rossi desoyó un informe del servicio penitenciario contra su libertad.

En base a esos antecedentes, el jefe de Policía dijo que el sospechoso "tenía como modus operandi ir despojando prendas (de sus víctimas) en el camino", tal como habría ocurrido con Micaela, y recordó que, tras salir de prisión en agosto último, hacía tres meses que estaba viviendo en Gualeguay y ya conocía la zona.

Según Maslein, todavía no se pudo establecer cómo mataron a Micaela, por lo que el cuerpo fue remitido a la morgue judicial de Oro Verde, en Paraná, para efectuar la autopsia correspondiente.

Los investigadores tampoco determinaron todavía si el lugar donde se encontró el cadáver es el mismo donde la joven fue asesinada, por lo que la Policía Científica levantó rastros en busca de indicios en ese sentido.

Tras encontrarse el cuerpo, Maslein y el ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, se reunieron con los padres de la víctima para notificarles que había sido asesinada, mientras que decenas de vecinos y amigos de Micaela se concentraron frente a la Jefatura Departamental de Policía.

Emocionado y al borde del llanto, Néstor García, decano de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) en Concepción del Uruguay, pidió seguir el "orden institucional", no hacer "justicia por mano propia", y le solicitó a los amigos de Micaela que no le agregaran "más dolor a esto", en presunta alusión a que no provoquen incidentes.

"Ella quería cambiar estas cosas de la sociedad. Y el dolor no nos tiene que poner injustos", dijo Néstor, que destacó el trabajo de la Policía en la búsqueda de su hija y dijo que le hizo cambiar la "opinión" y el "preconcepto" que tenía acerca de la fuerza.

Por su parte, la madre de la víctima, Andrea Lescano, también agradeció la labor policial y a todos los habitantes de Gualeguay que pusieron sus propios vehículos para tratar de encontrar a su hija.

Luego de haber estado alojado en la Unidad Penal Nº 7 Casiano Calderón de Gualeguay, Wagner fue trasladado ayer a la tarde a la ciudad de Federal, en el norte entrerriano, y se espera que hoy le tome declaración indagatoria el fiscal Ignacio Talenta.

El sospechoso había sido detenido viernes a la noche por la Policía Bonaerense en la casa de su madre, situada en el barrio Las Catonas, de Moreno, luego de que los investigadores realizaran intervenciones telefónicas.

En otra vivienda ubicada a pocos metros de allí había sido detenido el jueves el padrastro de Wagner, José Fabián Ehcosor (53), policía municipal del partido bonaerense de Malvinas Argentinas y suboficial retirado del Ejército, a quien se acusa de haber encubierto al sospechoso.

El otro capturado es Favio Pavón, dueño del lavadero donde trabajaba Wagner.

Según fuentes policiales, Wagner intentó suicidarse al ver a los policías que llegaban a detenerlo: el hombre se apoyó un revolver calibre 32 largo en la sien y se disparó dos veces, pero no salió ninguna bala, dijo el fiscal coordinador de Gualeguay, Dardo Tortul.

El arma, que se encontraba en muy mal estado y con la numeración limada, fue secuestrada para peritar por si fue utilizada para algún delito en Buenos Aires, agregó.

Micaela desapareció el sábado 1º de abril en Gualeguay, alrededor las 5.30, cuando regresaba caminando a su casa tras concurrir al boliche King.

    Wagner se encontraba en libertad condicional tras haber sido condenado a nueve años de prisión por dos violaciones.

   En agosto de 2013, durante un juicio por una mujer violada en Concepción del Uruguay, señaló como culpable a su hermano gemelo, Maximiliano. El test de ADN no era suficiente ya que como los gemelos son fecundados por el mismo óvulo, comparten la misma información genética. El tribunal lo absolvió.

   Ya había sido procesado y condenado en 2012 por dos abusos sexuales cometido en 2010 en la misma localidad. Dos estudiantes lo reconocieron como su atacante. Los magistrados lo enviaron nueve años a prisión en la Unidad 9 de Gualeguaychú.

Si bien la condena debía finalizar el 16 de julio de 2018, el 5 de julio de 2016, el juez de esa localidad, Carlos Alfredo Rossi, le otorgó la libertad condicional con la condición que fije domicilio en Gualeguaychú.

    Pese a eso, el “Melli” se trasladó desde la mencionada ciudad hacia Gualeguay hace tres meses, donde se cree que violó y asesinó a Micaela García.

Comentarios