Información Gral
Sábado 16 de Septiembre de 2017

Un sacerdote del Vaticano quedó ligado a un caso de pornografía infantil

El Vaticano se negó a identificar al diplomático, pero dijo que se encontraba en la sede apostólica, cuyos fiscales habían iniciado su propia investigación.

Un sacerdote jerárquico que se desempeña en la embajada de la Santa Sede en Washington fue convocado al Vaticano después que fiscales federales pidieron que respondiera a cargos en una investigación de pornografía infantil.

   El diplomático es sospechoso de poseer —pero no producir ni distribuir— imágenes pornográficas, incluso de niños impúberes, dijo una fuente estadounidense conocedora del caso, que habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizada a hablar públicamente del asunto.

   El Vaticano se negó a identificar al diplomático, pero dijo que se encontraba en la sede apostólica, cuyos fiscales habían iniciado su propia investigación.

   De ser ciertas las acusaciones, serían causa de gran bochorno para el Papa Francisco, quien ha jurado "cero tolerancia" para el abuso sexual dentro de la Iglesia católica. El diplomático sería el segundo miembro del cuerpo diplomático vaticano en enfrentar cargos penales por semejantes delitos durante el pontificado de Francisco. Al mismo tiempo, el jefe de hacienda vaticano, el cardenal George Pell, está siendo juzgado en su Australia natal por casos históricos de presuntos abusos sexuales.

   El Departamento de Estado dijo que pidió al Vaticano que le retirara la inmunidad diplomática el 21 de agosto y que el pedido fue denegado. El Departamento de Estado solo haría ese pedido si sus abogados estuvieran convencidos de que existían méritos para una causa penal.

   Sin embargo, no estaban claras las circunstancias que llevaron a los fiscales a hacer el pedido. El Departamento de Justicia, que presentaría los cargos, no hizo declaraciones.

   El Vaticano dijo en un comunicado que el Departamento de Estado le había notificado el 21 de agosto sobre una "posible violación de las leyes relativas a imágenes de pornografía infantil" por uno de sus diplomáticos en Washington.

   Un funcionario estadounidense conocedor del caso dijo que el sacerdote era un miembro jerárquico del personal de la embajada. El anuario del Vaticano nombra a tres asesores que responden al nuncio.

   El Vaticano dijo que la convocatoria del sacerdote era acorde con las prácticas diplomáticas de los estados soberanos. Al negarse a identificarlo, dijo que el caso estaba bajo secreto judicial mientras continuaba la investigación. Añadió que había pedido información sobre el caso a Estados Unidos, pero no aclaró si la había recibido.

   No es la primera vez que la Santa Sede convoca a un enviado: en 2013, convocó a su entonces embajador a República Dominicana, quien fue acusado de abuso sexual de varones menores en la isla caribeña.

   El Vaticano justificó su decisión de retirar a monseñor Jozef Wesolowski de la jurisdicción dominicana al someterlo en primer término a un juicio canónico en el Vaticano y luego a juicio en la corte criminal, que tiene jurisdicción sobre su cuerpo diplomático.

Comentarios