Indio Solari en Olavarría
Miércoles 15 de Marzo de 2017

Un rosarino lideró los saqueos en Olavarría tras el trágico recital del Indio Solari

César David Vega (36 años) comandó al grupo que atacó la terminal de ómnibus. En Buenos Aires, allanaron las oficinas de la productora del evento

Un rosarino de 36 años con antecedentes penales fue detenido ayer por la policía bonaerense acusado de liderar los saqueos y disturbios que un grupo de jóvenes protagonizó el domingo en la terminal de ómnibus de Olavarría, luego del trágico recital del Indio Solari.

La policía logró identificar prácticamente a todo el grupo que generó los incidentes. Lo que en un principio se creía que eran chicos enardecidos que buscaban una respuesta para regresar a sus hogares luego se comprobó que en realidad se trataba de una banda que buscaba llevarse los elementos que pudiera de los comercios de la terminal.

Tras analizar los videos de las cámaras de seguridad, las autoridades concluyeron que el saqueo y los disturbios fueron digitados por César David Vega, un rosarino que tiene abiertas varias causas penales por hurto calificado.

En uno de los videos que más circuló, registrado en horas del mediodía del domingo, se lo ve a Vega impartiendo instrucciones y arengando al grupo de personas. Segundos después comenzó el descontrol, con saqueos y fuego en la zona.

Se cree además que el grupo de Vega es el que atacó a los periodistas que cubrían las repercusiones del show de Solari, que terminó con dos muertos y varias personas heridas.

Vega fue puesto a disposición de la Justicia.

Un solo perdido

La policía bonaerense continuó ayer la búsqueda de un hombre de 40 años que permanecía extraviado tras asistir al recital, mientras la Justicia allanó la productora del evento y el fiscal general admitió que la carátula del caso podría cambiar a "estrago doloso".

A tres días del recital que terminó con dos muertos, varios heridos y desmanes en la ciudad, Solari siguió sin hablar públicamente, aunque declaró el domingo como testigo en la causa que instruye la fiscal Susana Alonso, donde deslindó responsabilidades.

En tanto, un joven oriundo de la ciudad bonaerense de La Matanza, de nombre Jesús Juárez (40 años) era buscado en Olavarría y localidades vecinas, ya que su familia denunció que había perdido contacto con él tras el trágico show del sábado por la noche en el predio La Colmena.

Fuentes del ministerio de Seguridad bonaerense explicaron que sólo seis familias radicaron denuncias en comisarías por búsqueda de personas y resaltaron que cinco de ellas fueron localizadas ayer en localidades aledañas y en buen estado de salud.

A su vez, policías federales allanaron por orden de la fiscal Alonso la productora En Vivo SA, de los hermanos Matías y Marcos Peuscovich, en el microcentro porteño, encargada de la producción integral del show de Solari.

La policía buscó en el cuarto piso de la calle Lavalle al 421, sede de la productora ante la Afip, documentación e información referida a la venta de entradas y otros datos concernientes al concierto.

Aunque estaba previsto que los hermanos Peuscovich (a cargo de los shows del Indio desde hace 10 años) prestaran declaración testimonial ayer, finalmente la citación deberá ser reprogramada luego de que cambie o no la situación procesal de ambos.

El fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, confirmó que a raíz del recital "sólo tenemos dos personas fallecidas", por lo cual la carátula de la causa sigue bajo el título de "averiguación de causales de muerte".

Por la mañana, el jefe de las fiscalías, de la cual depende la jurisdicción Olavarría a cargo de Susana Alonso, dijo que había "muchas posibilidades" de que la causa pase a caratularse como "estrago doloso", figura penal que prevé una pena de prisión que oscila entre 10 y 25 años.

En diálogo con varias radios porteñas el fiscal general explicó que tras los rastrillajes, averiguaciones en morgues y hospitales de la región se determinó que en el marco del recital "sólo hubo dos personas fallecidas", Javier León, de 42 años, y Juan Francisco Bulacio, de 36.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo que más de 100 patrulleros y helicópteros mantenían en Olavarría "un rastrillaje lo más completo posible" para "quedarnos tranquilos" respecto al público extraviado.

Los procedimientos también se realizaron en hoteles, campings y rutas.

Ritondo insistió con reclamar que "a la productora le tiene que caer todo el peso de la ley" y sostuvo que a la "mala organización" se suma "la poca solidaridad" que tuvo la empresa, "inclusive hacia quienes van a sus propios espectáculos, que se quedan tirados en un lugar como Olavarría, a más de 300 kilómetros de la Capital o el Gran Buenos Aires".

El intendente Ezequiel Galli se reunió con un grupo de concejales para dar las primeras explicaciones, tras lo cual ediles opositores advirtieron que pedirán informes, criticaron el "descontrol" y algunos analizan pedir su interpelación.

Internados

Las dos personas internadas en el Hospital de Olavarría y otra en el de Azul evolucionan favorablemente. "Siguen en terapia intensiva pero ya se les pudo sacar el respirador", indicó una fuente en referencia a Antonella Falcón y Daniel Robles. En Azul sólo permanece internado Jorge Leonel Mitre, oriundo de Tierra del Fuego.

Comentarios