buenos aires
Lunes 15 de Agosto de 2016

Un policía le salvó la vida a un bebé en Lugano con maniobras de resucitación

El cabo Pablo Olivera le practicó resucitación cardiopulmonar (RCP) a un bebé de siete meses, que estaba al borde de la muerte

Un efectivo de la Policía Federal y otros tres compañeros salvaron en las últimas horas a un bebé de siete meses que un padre de la zona llevaba en forma desesperada porque estaba casi muerto, en el barrio porteño de Villa Lugano.

Fuentes policiales informaron que todo se inició el viernes por la tarde en la intersección de la colectora de avenida General Paz y la calle Rodolfo Scapino cuando el cabo Pablo Olivera, de la División Destacamentos de la fuerza intervino, le sacó el pequeño de los brazos al papá y comenzó a practicarle maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP).

Según informó el blog Policiales Ahora, el uniformado estuvo ayudado por la agente Yanina Casay (se desempeña en la Comisaría 48ª), el agente Guillermo Barraza (División Destacamentos) y el subinspector Guayta.

Olivera siguió con las maniobras y pudo lograr que el bebé se estabilizara, mientras sus compañeros ya habían llamado a los patrulleros de la Comisaría 48ª y al Same (Servicio de Asistencia Médica de Emergencia).

"Angel azul". Posteriormente, llegó una médica llamada Paola, de la Unidad Criminalística, y continuó con las tareas, pero ya el pequeño había sido salvado de la muerte por este hombre a quien sus compañeros llamaron "Angel azul".

Asimismo, el cabo Olivera ya tiene un antecedente similar con otro pequeño, pero con menos tiempo de vida que este bebé de siete meses.

El uniformado recibió las felicitaciones de sus compañeros y de otros policías federales, aunque él se limitó a señalar: "No se puede explicar con palabras lo que se siente salvar a un bebé. Y la verdad que no importa si me dan beneplácito o ascenso. La mejor satisfacción es saber que esa criatura está viva. Uno que es padre sabe y siente ese dolor y desesperación del papá del bebé".

Además, agradeció la tarea que hicieron los compañeros que estaban con él al momento de llegar el bebé: "Ellos también ayudaron en todo momento con las modulaciones, sacando el tránsito y más que nada conteniendo al padre del bebé mientras le practicaba las maniobras de RCP". "También a los móviles de la Comisaría 48ª y de la División Destacamentos, que llegaron al instante. Hay que felicitar a la doctora Paola de la Unidad Criminalística, que fue la que siguió con la maniobra. Mis felicitaciones a todos ellos", añadió.

Comentarios