Información Gral
Martes 20 de Junio de 2017

Un misterioso mensaje aumenta más las sospechas por el paradero de una joven desaparecida

Gisella Tapia Molina, de 16 años, fue vista por última vez el pasado viernes camino a su escuela en Tandil. Habría enviado un WhatsApp asegurando que está sana y salva.

Un misterioso mensaje enviado por WhatsApp a la familia de Gisella Tapia Molina, la adolescente tandilense que se encuentra desaparecida desde el pasado viernes, incrementó aún más las sospechas sobre el paradero de la joven.
En las últimas horas trascendió que la familia de la adolescente de 16 años recibió un mensaje confuso: "No me busquen, estoy bien", se oye decir a una voz que podría tratarse de la joven, aunque fuentes policiales no confirmaron que el audio sea legítimo.
Gisella fue vista por última vez el viernes pasado a la mañana, en Tandil, cuando salió para la escuela secundaria Nº 14, aunque testigos afirman que no la vieron entrar al establecimiento. Ahora, un mensaje enviado a los padres a través del servicio de mensajería instantánea confirmaría que se encuentra sana y salva, aunque resulta cuanto menos sospechoso.
Por otra parte, el domingo se realizaron rastrillajes durante todo el día en el marco de un operativo en distintas zonas descampadas de Tandil, pero los procedimientos arrojaron resultados negativos.

Comentarios