Información Gral
Domingo 19 de Febrero de 2017

TurBus, tan grande como su historial de tragedias

La compañía TurBus, la más grande de transporte terrestre de Chile, acumula un largo historial de accidentes y multas y ha tenido que pagar millonarias sanciones a las víctimas de varios siniestros.

La compañía TurBus, la más grande de transporte terrestre de Chile, acumula un largo historial de accidentes y multas y ha tenido que pagar millonarias sanciones a las víctimas de varios siniestros. Hasta ahora la empresa suma un saldo de 104 personas muertas.

Con 78 años de historia, el holding posee más de 700 colectivos y tiene más de 10 filiales para cubrirlos servicios de transporte de pasajeros y de carga en Chile, desde Arica (frontera norte) a Puerto Montt (sur del país). Tres de los principales directivos de TurBus han sido enjuiciados pero hace dos meses la familia Diez-González, heredera del holding, recibió el premio a la Familia Empresaria 2016 que entrega la Universidad de Los Andes de Chile por su aporte al desarrollo del país. Con ellos trabajan más de 9.000 personas.

El último accidente comparable en magnitud con el del cruce de Mendoza a Chile fue el año 2010 en la Autopista del Sol, una ruta que une Santiago con la costa central del país. Un colectivo repleto chocó con un camión, murieron 20 personas y el caso terminó en tribunales.

El hijo del chofer se disculpó en público con las familias de los fallecidos, se suspendió hasta el año pasado el servicio de la empresa en ese tramo, se levantó un memorial en el lugar de la tragedia, se formó una agrupación de víctimas y el caso llegó a la justicia. Ese mismo año, con 218 multas, TurBus fue la empresa de colectivos más sancionada por la Dirección del Trabajo, principalmente por no respetar el horario de labores de sus conductores. En el año 2005 ya había obtenido la misma denominación.

Otro accidente que aún es recordado es el de 2006, al sur de Santiago, en el río Tinguiririca. Entonces murieron 26 personas luego de que un colectivo volcara de madrugada en la principal carretera de Chile.

Líderes sindicales de TurBus han reclamado públicamente por las jornadas laborales largas y agotadoras de los conductores, versus las pocas horas de descanso. En 2012 denunciaron que algunos trabajaban 16 horas continuas al volante en los tramos del norte de Chile. Fue precisamente ahí donde el año pasado se registró el último accidente con fallecidos de un TurBus hasta hoy: cuatro muertos, cerca de la ciudad de Ovalle.

Tanto en las demandas por pérdida de equipaje como en las por secuelas provocadas por accidentes, la empresa ha tenido que pagar millonarias sanciones a las víctimas.

Comentarios