Masacre de Hurlingham
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Trasladaron al múltiple asesino de Hurlingham, que declarará hoy

Diego Loscalzo fue transportado a una cárcel de Merlo (Buenos Aires). Mejora la mujer herida que perdió al bebé que iba a nacer esta semana.

El acusado por la masacre de seis personas en Hurlingham, entre ellas un bebé por nacer, Diego Loscalzo, fue trasladado ayer desde Córdoba para ser alojado en una unidad policial del partido bonaerense de Merlo, mientras la embarazada herida permanece con "pronóstico reservado" y una niña "evoluciona favorablemente".

Loscalzo fue llevado a la provincia de Buenos Aires tras ser detenido el lunes cuando viajaba en un micro de la empresa General Urquiza en Córdoba, donde huyó tras perpetrar la masacre.

El hombre mató a su pareja, Romina Maguna; dos cuñados, Vanesa y José Maguna; su suegra, Juana Paiva; y un concuñado, Daniel Darío Díaz, e hirió a una embarazada de nueve meses, Mónica Lloret, cuyo bebé falleció, a la hija de 12 años de la mujer y a una vecina, llamada Cinthia López.

Loscalzo, quien fue sometido a una revisión médica en la localidad bonaerense de San Nicolás, se prevé que declarará hoy ante la fiscalía que investiga los asesinatos.

Los investigadores buscan el arma con la que estimaron hizo 19 disparos: 12 en la vivienda de William Morris donde mató a su pareja, a la cuñada y su marido, e hirió a la vecina; y siete cuando interceptó y asesinó a la suegra y un cuñado, y baleó a la esposa embarazada y a la hija de la mujer.

Las mismas fuentes no descartaron que el arma haya sido escondida en el micro en el que viajó a Córdoba, mientras que otra hipótesis sostiene que la habría vendido.

La fiscalía, en tanto, tiene previsto citar a declarar a la mujer que perdió a su bebé, Mónica Lloret, de 35 años, y a la vecina que intervino cuando escuchó los disparos en la vivienda, Cinthia López.

El director médico del Hospital Posadas, Jorge Palmieri, dijo en declaraciones a la prensa que Lloret "tuvo una situación bastante compleja. Tiene tres heridas de bala, una de las cuales atravesó el útero, por lo cual se encontró el feto muerto. Después se le realizó una resección en el intestino".

"Todavía está con pronóstico reservado", expresó Palmieri en declaraciones a la prensa, y destacó que fue "extremadamente grave su ingreso" al hospital.

El director médico del Hospital Posadas sostuvo que "la señora está lúcida desde el lunes a la tarde".

Comentarios