Huracán Harvey
Viernes 25 de Agosto de 2017

Texas espera en alerta máxima la llegada del huracán "Harvey", que podría causar "un gran desastre"

El fenómeno subió a categoría 4 y, según algunos especialistas podría convertirse en uno de los peores de los últimos 12 años en Estados Unidos tras el paso de "Katrina" en 2005.

El estado de Texas se preparaba hoy para la llegada del poderoso hucarán "Harvey", que ya alcanzó la categoría 4 y podría convertirse en uno de los más peligrosos en azotar Estados Unidos en los últimos años.
El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que espera que el huracán cause un "gran desastre" en su estado e instó a los residentes del Golfo de México, la región costera afectada y las zonas más bajas a que ecacúen la zona.
Los vientos del huracán se volvieron más fuertes y se espera que esta noche cuando toque la costa alcancen los 195 kilómetros por hora, por lo que subió a categoría 4 (de 5), informó el Centro Nacional de Huracanes.
Embed
Se espera que el huracán impacte en la noche del viernes o la madrugada del sábado cerca de la ciudad de Corpus Christi.
"Harvey" se convirtió en un huracán muy peligroso y complejo, señaló Abbott ante la prensa. Además explicó que en varias regiones se registrarán lluvias récord.
harvey3.jpg

"Texas está a punto de experimentar un desastre significativo", dijo por su parte Brock Long, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). "Texas está a punto de experimentar un desastre significativo", dijo por su parte Brock Long, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).
El huracán podría convertirse en uno de los peores de los últimos 12 años en Estados Unidos tras el paso de "Katrina" en agosto de 2005, que causó graves daños e inundaciones en Nueva Orleans y las comunidades vecinas y provocó la muerte de unas 1.800 personas.
También sería la primera catástrofe natural bajo la Administración de Donald Trump.
harvey1.jpg
El presidente estadounidense está listo para firmar una declaración preventiva de desastre para Texas, informó el asesor de Seguridad Interior de la Casa Blanca, Tom Bossert.
Asimismo, el mandatario viajará la semana que viene a Texas, anunció hoy la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.
El gobernador Abbott ya pidió asistencia federal, la que está siendo evaluada por la FEMA.
Una declaración de desastre permite liberar fondos gubernamentales para asistir en la respuesta y ayuda a individuos y gobiernos locales.
Varias regiones de Texas han registrado récords de caídas de lluvias. Además, se desconoce aún la magnitud que tendrá la marea en la zona costera. Houston, la ciudad más poblada del estado, con dos millones de habitantes, es un enclave petrolero con numerosas refinerías importantes para el abastecimiento energético del país.
harvey2.jpg
"No quiero ser dramático, pero temo una inundación catastrófica", dijo en Twitter el expresidente de la Sociedad Meteorológica de Estados Unidos Marshall Sheperd.
Un total de 16 millones de personas viven entre la ciudad de Brownsville y Houston en una franja costera de 560 kilómetros de largo.
Los habitantes de la región se preparan para las inundaciones y han apilado sacos de arena para contener el agua. Las puertas y ventanas de los negocios fueron reforzadas con maderas, mientras que los residentes se han provisto de reservas de agua potable.
También se dispusieron generadores de electricidad, ya que se espera una suspensión del suministro debido a que en Estados Unidos la mayoría de los cables eléctricos y telefónicos se tienden en postes de madera, y no de manera subterránea.



Comentarios